Deducción por seguro de vida sin actualización

  • 759

Las empresas reclaman que se aumente la deducción impositiva para quienes contratan un seguro de vida que no se actualiza desde 1991.

Las compañías de seguros de vida y retiro aceptaron mansamente hace casi un año el pedido oficial de aumentar sus inversiones en la economía real, con la esperanza de que se las premiaría con incentivos fiscales para potenciar el negocio. Sin embargo, una vez más, en el 6° Seminario Internacional de Seguros de Vida y Retiro, organizado por Avira, la cámara que nuclea a las empresas del sector, los representantes del Gobierno renovaron promesas, pero escatimaron anuncios.

“No puedo dejar de mencionar la alta colaboración del sector como tenedor de títulos públicos cuando tuvimos que hacer operaciones de manejo de pasivos. Y no puedo dejar de mencionar todo lo que hicieron para fortalecer la asistencia al sector productivo o la repatriación de capitales”, subrayó el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, el responsable de cerrar el encuentro en reemplazo del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, que se ausentó a último momento.

Sólo al final de su exposición, Cosentino deslizó que en el Ministerio de Economía trabajan en “algunas iniciativas de carácter impositivo y que permitan seguir materializando el Plan Estratégico”, que el año pasado el Gobierno planteó para el sector. Pero no dio mayores detalles.

Tampoco lo hizo el superintendente de Seguros, Juan Bontempo, quien, al igual que lo viene haciendo en privado con los ejecutivos del sector, prometió que el Gobierno avanzará con un nuevo marco normativo de la actividad aseguradora, que incluya incentivos fiscales y permita “un proceso de transparencia en el mercado”, para así lograr que el sector represente el 5 por ciento del PBI en 2020.

En rigor, las empresas de vida y retiro reclaman desde hace años que el Gobierno actualice las deducciones impositivas que pueden hacer quienes contratan un seguro de vida, para así fomentar el crecimiento del negocio. Hoy sólo se pueden deducir 900 pesos anuales del impuesto a las ganancias, pero la cifra no se actualiza desde 1991.

“El incentivo fiscal es un elemento vital para acelerar la conciencia aseguradora”, dijo ayer Gabriel Chaufan, presidente de Avira, quien advirtió que la sociedad argentina se encuentra “infraasegurada”.

Lo cierto es que cuando el Gobierno les planteó a las empresas en 2012 que debían incrementar sus inversiones en la economía real a través del denominado “inciso K”, puso originalmente sobre la mesa de negociación la actualización de las deducciones impositivas. Sin embargo, terminó anunciando los cambios en la política de inversiones, pero nunca avanzó sobre los cambios en Ganancias.

De ahí que, en los pasillos del hotel Sheraton, donde se desarrolló el seminario de Avira, el clima entre los ejecutivos del sector era ayer de gran escepticismo.

En privado, incluso, algunos comentaron la versión de que Economía estaría trabajando en un proyecto para incrementar los aportes que cada compañía hace para financiar a la Superintendencia de Seguros. Hoy, las empresas le transfieren el 6 por 1000 de lo que recaudan por las pólizas. Consultados al respecto por el matutino La Nación, en el Ministerio de Economía luego no confirmaron ni desmintieron la versión.

También los ejecutivos del sector expresaban por lo bajo su preocupación ante la posibilidad de que el Gobierno amplíe el alcance del “inciso K”. En tal sentido, Cosentino respondió: “Siempre es potestad del regulador hacer cambios, pero por ahora estamos conformes con los niveles que tenemos”.

Algunos de los ejecutivos más optimistas, no obstante, confían en que el ansiado anuncio de los aumentos en las deducciones impositivas finalmente llegará para el Día del Seguro, que se celebra a fines de octubre, justo antes de las elecciones.

“Hoy se está trabajando en la necesidad de definir un nuevo marco normativo que se adecue a los cambios ocurridos en los últimos 50 años, para que el sector crezca, los asegurados estén debidamente protegidos y se publiciten los beneficios de la actividad aseguradora”, les comentó Bontempo.

Fuente: IProfesional