Salarios de marzo

  • 1289

Quienes liquiden los sueldos del mes pasado deberán considerar la nueva norma del Ministerio de Trabajo.

En el día de la fecha se publicó en el Boletín Oficial la Resolución 279/2020 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que deroga la anterior Resolución 219/2020 del mismo Ministerio.
Recordemos que la resolución 219/2020 reglamentó la aplicación en el ámbito laboral del DNU 297/2020 del gobierno nacional. La misma establecía que quienes acordaban realizar tareas desde sus domicilios, percibirían su remuneración habitual en tanto que, en aquellos casos que esto no fuera posible, las sumas percibidas tendrían el carácter no remuneratorio, excepto respecto de los aportes y contribuciones al sistema nacional del seguro de salud y al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados.
La nueva reglamentación establece que los trabajadores y trabajadoras alcanzados por el “aislamiento social preventivo y obligatorio” quedarán dispensados del deber de asistencia al lugar de trabajo. Cuando sus tareas u otras análogas puedan ser realizadas desde el lugar de aislamiento deberán en el marco de la buena fe contractual, establecer con su empleador las condiciones en que dicha labor será realizada.
Los trabajadores y trabajadoras que presten servicios en las actividades descriptas en el artículo 6 del DNU 297/2020 y sus reglamentaciones, serán considerados “personal esencial”. La continuidad de tales actividades en estas circunstancias constituye una exigencia excepcional de la economía nacional.
Están incluidos dentro del concepto de trabajadores y trabajadoras quienes presten servicios de forma continua bajo figuras no dependientes como las locaciones de servicio, aquellas otras que se desarrollen en forma análoga dentro del sector privado, las prestaciones resultantes de becas en lugares de trabajo y las pasantías, como así también las residencias médicas y los casos de pluriempleo o de múltiples receptores de servicios.
La reorganización de la jornada de trabajo a efectos de garantizar la continuidad de la producción de las actividades declaradas esenciales será considerada un ejercicio razonable de las facultades del empleador.
La necesidad de contratación de personal mientras dure la vigencia del “aislamiento social preventivo y obligatorio”, deberá ser considerada extraordinaria y transitoria en los términos del artículo 99 de la Ley de Contrato de Trabajo.
La abstención de concurrir al lugar de trabajo que implica la prohibición de hacerlo salvo en los casos de excepción previstos no constituye un día de descanso, vacacional o festivo, sino de una decisión de salud pública en la emergencia, de tal modo que no podrán aplicarse sobre las remuneraciones o ingresos correspondientes a los días comprendidos en esta prohibición suplementos o adicionales previstos legal o convencionalmente para “asuetos”, excepto en aquellos casos en que dicha prohibición coincida con un día festivo o feriado previsto legal o contractualmente.
En resumen, los sueldos deberán ser abonados en su totalidad como un mes normal tanto si el empleado hizo efectivamente teletrabajo o no. Se suspende la liquidación de vacaciones, ya que establece que no puede aplicarse a los días comprendidos en la prohibición ningún adicional legal o convencional, sólo deberán liquidarse los días feriados que se encuentren dentro del período de aislamiento.

Acceda a la Resolución M.T.E. y S.S. 279/20 haciendo click aquí.

Fuente: Dra. Mayra Carina Agüero