Industria Argentina

  • 159

Según un informe del Ministerio de Desarrollo Productivo el sector creció 8,2% en junio, en comparación con el mismo período de 2019.

Tras el freno experimentado en mayo por el impacto de la segunda ola del COVID-19, la economía argentina retomó la senda de la recuperación en junio, con indicadores que anticipan un crecimiento de 8,2% en la industria respecto al mismo mes de 2019. Asimismo, al analizar por sector, se destaca que la producción automotriz alcanzó las 40.035 unidades en junio, lo que representa una suba del 67,4% respecto a junio de 2019. En tanto, los despachos de cemento también se recuperaron y crecieron 12,3% respecto a junio de 2019.

Así se desprende del último informe de Panorama Productivo elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), que elabora un índice anticipado de actividad en base al consumo de energía en las fábricas, y que indica que en términos mensuales la industria registró un crecimiento desestacionalizado del 3,0% respecto a mayo (acompañado por el rápido avance de la campaña de vacunación), lo que la ubica 5,5% por encima del promedio de 2019. El estudio se basó en el consumo de energía registrado en 1.017 plantas industriales.

A su vez, de los 14 sectores industriales, hubo 10 que en junio crecieron respecto al mes previo en el consumo de energía, revirtiendo lo ocurrido en mayo. En tanto, al comparar frente al mismo mes de 2019, 12 de esos 14 sectores consumieron más energía, mientras que 8 de los 14 consumieron más energía incluso que en junio de 2018.

El informe del CEP XXI también pondera que, por fuera del sector industrial, se observan -en junio y lo que va de julio- repuntes en la mayoría de los indicadores que correlacionan con la actividad económica, como la movilidad de personas y las búsquedas que las personas hacen en Google relacionadas a ciertos consumos. En este sentido, en lo que va de julio se viene registrando una clara recuperación de las búsquedas relacionadas con la gastronomía, el turismo y las actividades culturales.

Por otra parte, de acuerdo a las últimas estimaciones del Ministerio de Trabajo, el empleo asalariado formal en el conjunto del sector privado registró en abril un crecimiento del 0,7% mensual (+40,6 mil empleos), la mayor variación positiva desde el inicio de la serie en 2009. Si bien el empleo formal privado continúa 1,6% por debajo de los niveles de febrero de 2020, desde agosto pasado se recuperaron 100 mil puestos de trabajo formales.

Comparado con abril de 2019, el informe destaca que hay varios sectores que han logrado sortear la crisis con mayor facilidad y que hoy tienen más empleo que dos años atrás. Uno de ellos es la industria del software, que creó casi 15 mil empleos formales en los últimos dos años (+13,4%) y lo hizo en las 24 provincias. También la industria manufacturera tiene más puestos de trabajo hoy que dos años atrás, con un buen desempeño en provincias como Santa Fe y Buenos Aires, en donde la amplia mayoría de los municipios incrementaron su empleo industrial. Otra actividad que creó empleo en los últimos dos años fue la minería (+1.300 puestos). De hecho, tres de los cinco departamentos del país con mayor creación de empleo en los últimos dos años son mineros (Iglesia en San Juan y Río Chico y Magallanes en Santa Cruz).

Fuente: Ministerio de Desarrollo Productivo