Programa ATP: crédito a tasa subsidiada

  • 575

El crédito podrá convertirse en subsidio si se dan ciertas condiciones.

A raíz de la pandemia causada por el Coronavirus, en nuestro país se dispusieron medidas de aislamiento para prevenir los contagios. Además, creó el Programa ATP, de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para empleadores y empleadoras, y trabajadores y trabajadoras afectados por la emergencia sanitaria. Algunas de las medidas que incluye ese programa son: postergación y reducción en el pago -para los empleadores- de las contribuciones patronales, pago -a los empleados- del salario complementario, créditos a tasa cero para monotributistas y a tasa subsidiada para empresas que cumplan determinados requisitos. 

Este ultimo beneficio fue creado recientemente y, según se estableció, la financiación se podría convertir en un subsidio sujeto al cumplimiento de metas de sostenimiento y/o creación de empleo u otras asociadas al desempeño económico de las empresas.
 
Hoy se publicaron las condiciones para la conversión del beneficio de Crédito a Tasa Subsidiada para empresas en subsidio. Esta novedad se dio a conocer a través del dictado de la Res. MDP 491/20 (B.O.: 18/9/20). 
 
En primer lugar, podemos mencionar que las metas de empleo serán trimestrales e implicarán una comparación de los promedios contra un mismo período comprendido entre los años 2019 y 2020. El Ministerio de Desarrollo Productivo evaluará -al final de la vida del crédito- el desempeño de la empresa en materia de  empleo.
 
En segundo lugar, según se expresa en la nueva norma, si la empresa cumple con las metas de empleo, con el repago del crédito y demás condiciones, el crédito se entenderá convertido en subsidio y será total o parcialmente reintegrado por medio de un aporte no reembolsable. 
 
Para finalizar, la norma aclara que se contará como empleado sólo a quienes tengan una remuneración bruta igual o superior al salario mínimo, vital y móvil del período correspondiente con el F. 931. 

Ver la Res. MDP 491/20 haciendo click aquí.

Fuente: Valeria Roldán