Prevención de incendios

  • 342

En los restaurantes de la Ciudad, la mayoría de los incendios se originan en la campana extractora de humo.

En lo que va del 2019 se produjeron más de 34 casos de incendios provocados en locales gastronómicos por grasa acumulada en campanas y/o extractores y es uno de los motivos por los cuales más actas han sido labradas por la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria de la AGC. Hasta el mes de septiembre del corriente año se han labrado 242 actas por campanas sucias.

Este tipo de instalaciones expulsan humos impregnados de elementos grasos de alta capacidad de ignición que se van adhiriendo a las paredes internas y quedan retenidos en los filtros.

La falta de limpieza de las campanas hace que la grasa se acumule lo que incrementa el peligro de propagación inmediata de fuego ante la acción del calor extremo o de alguna chispa emanada por los carbones encendidos (esto especialmente en las parrillas). Por eso es sumamente importante la limpieza a diario de dichos conductos.

Si bien la suciedad en campana no es motivo de clausura, a menos que la grasa sea tal que corra riesgo de contaminar alimentos, en el transcurso de este año se han clausurado 336 locales gastronómicos por suciedad de distinto tipo.

 

Fuente: GCBA

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!