Alícuota 0% a la canasta básica

La medida beneficia al consumidor final, pero ¿qué ocurre con las demás etapas de comercialización de esos bienes?

Tributaristas advirtieron que la reducción a cero de la alícuota del IVA para alimentos de la canasta básica podría no frenar el traslado a precios de la devaluación del orden del 23% que ocurrió luego de las elecciones primarias.

En tal caso, proponen que se vuelva al sistema de reintegros del tributo a través de tarjetas de débito que quedó suspendido por el Gobierno el año pasado en el marco del recorte fiscal.

Las dudas surgieron a partir de la implementación de la medida anunciada por el ministro de la Producción, Dante Sica, de llevar a cero la alícuota del gravamen hasta fin de año para enfrentar la crisis.

Vicente Lourenzo, asesor tributario de pequeñas y medianas empresas, señaló a Ámbito Financiero: "No se va a dar en la práctica. La razón es que debería haberse bajado para toda la cadena de comercialización", explicó el especialista. El IVA es un tributo que sólo paga el consumidor, mientras que es neutro para la cadena comercial. Lourenzo indicó que "como el decreto establece que es sólo a la venta al consumidor final, para el minorista ese IVA pasaría a ser un costo, por lo tanto es raro que realmente baje el precio".

Al respecto, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de la Coordinadora de Empresas Productoras de Alimentos (COPAL), Daniel Funes de Rioja, consideró que habría que devolver IVA por compras a través de tarjetas en vez de reducir a cero la alícuota. "Es una forma que incluso la hemos elaborado nosotros desde el punto de vista empresarial y la conversamos en 2015 con los candidatos a presidente. También la vemos viable".
Desde el punto de vista de la tecnología, en estos 4 años mejoraron los sistemas de contro- les, la AFIP dice estar en condiciones de garantizar que el mecanismo que han impulsado es eficaz", dijo Funes de Rioja en declaraciones radiales

Mario Volman, del estudio Kaplan, Volman y Asociados, propuso que "en este contexto de recesión el régimen generalizado de devolución del IVA por la utilización de tarjetas de débito y crédito sería positivo para la economía en su conjunto".

"Sugerimos una tasa de reintegro al 3% para no empeorar las cuentas públicas y el compromiso de reducción del déficit fiscal con el FMI y con nosotros mismos", explicó el tributarista. La devolución del impuesto fue implementada desde 2001 y era de 5%. Luego de eliminarla, el Gobierno la mantuvo sólo para jubilados con un tope de 350 pesos.

Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios, advirtió que "hay que esperar a ver cómo evoluciona el comportamiento de los supermercados y comercializadores ya que algunos podrían no bajar los precios y beneficiarse con una mayor utilidad".

"Una mala experiencia fue la que ocurrió en el Gobierno de Eduardo Duhalde, quien bajó el IVA del 21% al 19% el 18 de noviembre de 2002, pero como los precios no bajaron, dicha alícuota se mantuvo hasta el 17 de enero de 2013". "Esperamos que los consumidores finales se vean beneficiados con esta rebaja", señaló al matutino.

Ver Decreto 567/19 haciendo clic aquí.

Fuente: IProfesional

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!