Una reforma que habilita el fraude contable

  • 274

Con el nuevo texto del Código Civil no será más requisito expresar la verdad en al momento de confeccionar los balances.

La seguridad jurídica de las relaciones comerciales es el motor que favorece los negocios y el progreso de los individuos. La confianza en el crédito hace que las transacciones se expandan y los países crezcan. En 1963 se incorporaron normas al Código de Comercio que potenciaron el rol de la contabilidad y ayudan al plantearse litigios o cuando se realizan investigaciones de delitos económicos.

El proyecto de reforma del Código Civil deja en el camino más de 50 años de tradición que valoriza la contabilidad y los balances como prueba en los procesos judiciales.Con el texto que se encuentra en tratamiento, ya no será más requisito expresar la verdad en los resultados ni se requerirá hacerlo con veracidad al momento de confeccionar los balances.

Bastará con realizar un cuadro verídico, es decir, algo más o menos cierto, o más o menos falso, que podría dar lugar a toda clase de maniobras contables. También deja de ser necesario determinar con exactitud las cuentas financieras, que representan dinero. Esta situación facilitaría la comisión de fraudes, sin consecuencias para quienes las lleven a cabo, señala el ex perito oficial de la Corte, Alfredo Propitkin, al matutino Clarín.

Estos cambios traerán más de una discusión en la Justicia y podrían justificar distorsiones de toda clase. En especial, cuando se realicen investigaciones de ciertos delitos, como administración fraudulenta, estafa o balance falso, en que la contabilidad constituye su eje central. Otro retroceso es la eliminación de detalles en inventarios de activos y pasivos, que hará difícil probar vaciamientos de empresas o quiebras fraudulentas. Y también es preocupante lo relacionado a lavado de activos, pues su investigación por expertos contables se dificultará, dado que los cambios constituyen nuevos escollos para combatir ese delito.

Fuente: IProfesional

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!