Déficit fiscal de mayo de 2020

  • 131

Se dieron a conocer los datos del sector público nacional en el marco de la pandemia por Coronavirus.

El Sector Público Nacional (SPN) registró en mayo un resultado primario deficitario de $251.287 millones. El pago de intereses de la deuda pública ascendió a $56.932 millones. Así, el resultado financiero del SPN se ubicó en un déficit de $308.219 millones.

En el período bajo análisis, los ingresos totales del SPN sumaron $328.120 millones (variación interanual de 2,4%). Este comportamiento de los recursos está explicado por los efectos contractivos del ASPO sobre los volúmenes de producción, consumo, inversión y comercio exterior. En ese sentido, los ingresos tributarios retrocedieron 3,3% respecto a mayo de 2019 (caída de 36,2% de los derechos de exportación, 7,9% de la recaudación de IVA - neto de reintegros - y 5,1% del impuesto sobre los débitos y créditos). Además, los ingresos tributarios fueron impulsados por la recaudación de bienes personales que ascendió a $2.705 millones (+1.191% i.a.), el impuesto P.A.I.S. de $6.774 millones y los aportes y contribuciones a la seguridad social que crecieron 12,3% i.a.

Por su parte, la caída de 53,7% i.a. registrada en las rentas de la propiedad del SPN está explicada por la suspensión de las rentas de la ANSES cobradas al sector privado vía créditos ANSES. En cuanto a los recursos de capital, el salto de $8.263 millones, respecto a mayo de 2019, se corresponde mayormente a transferencias con destino a ANSES para el financiamiento del programa de Reparación Histórica (artículo 121 de la Ley de Presupuesto 2019 N° 27.467)

En cuanto a las erogaciones del SPN, el gasto primario ascendió a $579.507 millones (crecimiento interanual de 96,8%). Esta dinámica responde a las medidas implementadas por el Poder Ejecutivo Nacional para sostener los ingresos de las familias, sostener el empleo y la producción y compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales.

Consecuentemente, el impulso del gasto primario está explicado casi en su totalidad por las transferencias corrientes, las prestaciones a la seguridad social y la inversión pública de capital.

Respecto a las transferencias corrientes, el 75% corresponde al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Ambos explican erogaciones por casi $80.000 millones. En la misma línea, el programa Alimentar registró un incremento interanual de $8.545,6 millones y las asignaciones en materia de Apoyo al Empleo aumentaron aproximadamente $2.000 millones.

En el marco de la emergencia sanitaria, en mayo se financiaron erogaciones de la Superintendencia de Salud y del PAMI por casi $12.000 millones.

Las transferencias a provincias alcanzaron los $53.327 millones, explicados por Aportes del Tesoro Nacional (ATN) por casi $11.000 millones, refuerzos alimentarios a comedores y sanitarios a hospitales provinciales por casi $4.500 millones y erogaciones por $3.800 millones destinadas a reforzar las cajas previsionales provinciales no transferidas al SIPA, entre otros conceptos.

Las prestaciones a la seguridad social totalizaron $193.767 millones, marcando así un crecimiento interanual de 43,4% producto de lo establecido en el Decreto Nº 163/2020.
El gasto de capital registró un avance cercano al 30% i.a. explicado por las transferencias de capital (AYSA ejecutó obras de inversión por más de $6.000 millones y se asistieron $1.000 M para la construcción de hospitales modulares) y por la inversión real directa (+22,2% i.a.).

Fuente: Ministerio de Economía

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!