Déficit fiscal de abril de 2020

  • 178

Se dieron a conocer los datos del sector público nacional en el marco de la pandemia por Coronavirus (COVID-19)

En el primer mes de plena implementación del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, el Sector Público Nacional (SPN) registró un déficit primario de $228.821 millones y un resultado financiero deficitario por $266.049 millones tras el pago de $37.227 millones en concepto de intereses de la deuda pública.

Los ingresos totales del SPN ascendieron a $316.248 millones durante abril, lo cual representa un aumento de 14% respecto a igual periodo de 2019. En cuanto a los ingresos tributarios, cuyo crecimiento observado fue de 22,5%, destaca la dinámica del impuesto a los débitos y créditos que avanzó 53,6% i.a. producto de la mayor bancarización de la economía durante la cuarentena. En cuanto a las rentas de la propiedad, la caída de 51,1% i.a. responde principalmente a la suspensión del cobro de cuotas crediticias al sector privado por parte de ANSES y a ingresos extraordinarios por alrededor de $2.700 millones registrados en abril del año pasado en concepto del traspaso de la ex Lotería Nacional S.E. al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por último, se registraron en el mes de abril recursos de capital extraordinarios por $7.236 millones correspondientes al financiamiento del programa Reparación Histórica.

El gasto primario totalizó $545.070 millones, resultando así 96,8% superior al registrado en abril de 2019. A diferencia de los ingresos, donde la mayor parte de la caída resultó inducida, este impulso es el reflejo del paquete de medidas que el Gobierno Nacional adoptó frente a la emergencia económica y sanitaria con el fin de cuidar el ingreso de las familias, proteger la producción y el empleo, garantizar el abastecimiento y asistir financieramente a las provincias. Conjuntamente, estas medidas significaron erogaciones por más de $132.000 millones en el mes bajo análisis.

En rigor, las transferencias corrientes y las prestaciones a la seguridad social explican la totalidad del incremento absoluto del gasto primario. En cuanto a las primeras, que avanzaron 227% i.a. destacan las transferencias al sector privado (+231%). Esta alza se corresponde al pago de gran parte del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el pago del bono de $3.000 de haberes mínimos correspondientes al mes de marzo, la continuidad del congelamiento tarifario, la entrega de tarjetas alimentarias en el marco del programa Alimentar (+$16.300 millones) y el refuerzo asignativo en materia de Apoyo al Empleo de casi $4.000 millones, entre otros.

En la misma línea, y aun cuando las transferencias a universidades retrocedieron 85,3% por el adelanto del pago de salarios en marzo, las transferencias al sector público avanzaron 220,2%. Esto se debe a que las transferencias a las provincias experimentaron un incremento de 906% i.a. (+$49.628 millones). Durante abril, las administraciones provinciales recibieron Adelantos Transitorios del Tesoro por $23.346 millones, $12.142 millones en virtud de los convenios de asistencia vigentes en tanto se observó un incremento de alrededor de $8.300 millones de las transferencias provenientes de las Instituciones de la Seguridad Social a fin de cubrir necesidades extraordinarias de las cajas previsionales.

Las prestaciones a la seguridad social se incrementaron 50,5% i.a. como consecuencia del impacto de lo dispuesto por el Decreto N°163/2020 y la movilidad aplicada durante 2019.

Por último, en el mes de abril los gastos de capital crecieron 45,4% i.a. Este impulso está explicado mayormente por la asistencia financiera a AySA para realizar obras de infraestructura esenciales y transferencias para la construcción de hospitales modulares por casi $2.000 millones en el marco de la emergencia sanitaria.

Fuente: Ministerio de Economía

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!