Contrato de trabajo: Enfermedad y accidentes

  • 441

Si no tienen relación con el desempeño laboral ¿Qué derechos y obligaciones tienen el empleador y el trabajador?

Resulta lógica la posibilidad de conocer el estado del paciente de un accidente o enfermedad inculpable, que se otorga al empleador que ha recibido el aviso de su empleado comunicándole que se encuentra imposibilitado de asistir a su trabajo con motivo de una dolencia cuyo origen carece de relación con el desempeño de su labor. El artículo 109 de la Ley de Contrato de Trabajo estipula el deber de dar aviso pronto al empleador con la información necesaria para ubicarlo en el lugar en donde se encuentre (domicilio, establecimiento sanitario, etc.).

A esta imposición de anoticiar se agrega una fijada en el artículo siguiente: “El trabajador está obligado a someterse al control que efectúe el facultativo designado por el empleador”.

La finalidad del control es conocer certeramente la dolencia y el grado de afectación que la misma origina para el restablecimiento a las funciones laborales habituales. De ese modo quedan establecidos procederes para ambas partes del vínculo laboral. El apartamiento de los mismos acarrea consecuencias concretas.

Está claro que no se trata de un deber del empleador sino de una facultad que puede o no ejercer. Pero si no ha realizado debidamente el control quedan limitadas sus posibilidades de cuestionar después el certificado que le va a presentar el empleado, pues carecerá de pruebas suficientes para negar el reclamo de pago de las jornadas. Por el contrario el informe que realice el profesional autorizado será un medio probatorio de importancia en el supuesto de existencia de desacuerdos con las pretensiones del trabajador.

La empresa requiere del facultativo que designa para el control el diagnóstico sobre el estado del paciente y una estimación de la duración de la licencia, aspectos necesarios para la justificación de los días en que no laborará. Por lo tanto en esa tarea el autorizado puede averiguar antecedentes de la dolencia y reunir la información necesaria. Sin embargo no quedará habilitado para determinar la terapéutica que el caso requiere. Esto significa que la ley reserva para el enfermo la elección del profesional que lo asistirá y del tratamiento que considere más conveniente.

Así como la falta del aviso al empleador genera para el empleado la pérdida del pago de los días sin desempeño, la negativa infundada del trabajador al control médico trae las mismas consecuencias. El control del profesional designado resulta optativo para el empleador y obligatorio para el trabajador que debe aceptar la realización del mismo con las limitaciones antes señaladas.

El informe del facultativo referido al estado de salud en que se encuentra el paciente de una enfermedad o accidente inculpable es muy importante para la empresa. Sirve para la organización de las tareas y permite establecer las condiciones que tornan procedente la continuidad en el pago de las remuneraciones.

El enfermo que cumplió con sus deberes seguirá percibiendo las sumas que cobraba cuando comenzaron las inasistencias. Si sus remuneraciones fuesen variables recibirá el promedio de las correspondientes al último semestre laborado. Si existieran unas remuneraciones regulares (sueldo) y otras variables (premios) se adicionará a los montos estables el promedio de los cambiantes.

Queda claro que la legislación no desea agregar dificultades económicas a aquellos que atraviesen una situación adversa no deseada. Esta solución se vincula al carácter protectorio del derecho del trabajo. Debe señalarse que existe una limitación del plazo remunerativo que se basa en la antigüedad laboral y en la tenencia de cargas de familia. Finalizados esos términos corresponde la reserva del puesto de trabajo durante año.

Para resolver la discrepancia entre el informe médico de la empresa y el certificado médico del trabajador existen procederes administrativos diversos en las provincias, pero en esos casos la resolución administrativa resulta apelable ante la justicia.

Fuente: Dr. Honorio Alberto Díaz

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!