Incumplimiento o abandono de tareas

  • 758

La justicia laboral determinó que deben cumplirse ciertos requisitos para que se configure el despido por abandono del trabajo.

Confirma el fallo que había considerado injustificado el despido dispuesto por la demandada, sustentado en el abandono de trabajo, supuestamente configurado por la falta de justificación de inasistencias en las que incurrió el trabajador. Afirma que no significa que la conducta del trabajador pudiera encontrarse necesariamente justificada, o que las ausencias imputadas no pudieran configurar, por si mismas, un incumplimiento contractual, pero no obstante lo concreto es que la demandada aludió expresamente a la existencia de un abandono de trabajo que no acreditó, ni tampoco intimó fehacientemente al trabajador para que se reintegre. Considera que la empleadora incurrió en una confusión de conceptos, que resulta relativamente frecuente pero no por ello dispensable, cual es la de confundir la figura del abandono, tipificada como una causal rescisoria específica en el art. 244 de la LCT, de los meros incumplimientos a la obligación de prestar tareas, evaluables en los términos del art. 242 de la norma mencionada.

Ver Jurisprudencia 

Fuente: SAIJ

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!