Morosidad en los edificios

Según algunas estimaciones, el 30% de los departamentos de edificios adeudan el pago de expensas.

Morosidad en los edificios

Si el 20% de los departamentos porteños adeudaba expensas a principios de año, hoy ese porcentaje llega al 30% por la combinación del aumento de tarifas, las paritarias de los encargados de edificios y las subas que aplicaron distintos proveedores por la devaluación, algo que aumentó el rojo de propietarios e inquilinos. 

Eso se debe a que en un efecto bola de nieve, a la creciente deuda de los morosos crónicos se sumaron otros inquilinos o propietarios que no llegan a pagar al cierre de la liquidación porque los sueldos corren por detrás de estos incrementos.

El dato proviene de la Asociación Civil Administradores Independientes de Propiedad Horizontal, que realiza un promedio entre distintas administraciones que conforman la agrupación. Según su presidente, Matías Ruiz, "con la inflación hay mayor morosidad y cuesta más llegar a cumplir con las obligaciones de los consorcios".

"El fuerte incremento de tarifas fue el año pasado, pero con la demora que hubo en el traslado a facturas, todo eso se fue atrasando y las consecuencias se ven más este año. Muchos consorcios tuvieron vencimientos en mayo y junio que correspondían a boletas de 2016 y 2017", explicó. Y agregó que el rubro tarifas es más importante en el presupuesto de lo que era antiguamente: "Digamos que, en la torta del consorcio, tarifas hoy es una porción más grande. Y ni hablar si el agua se paga a través de las expensas", señaló a La Nación.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, las expensas de un hogar promedio (constituido por dos adultos y dos menores) aumentaron un 11,87% entre enero y mayo de este año, al pasar de $1754,51 a $1962,83, mientras que si se mide mayo contra mayo del año anterior, la suba es de un 37,15% (en mayo de 2017 se pagaban $1431,06).

Fuente: IProfesional