El juez es quien determina la incapacidad

A pesar ello, las ART cuestionan el rol de las pericias como si ellas, por sí solas, determinaran el grado de incapacidad del reclamante.

El juez es quien determina la incapacidad

Las pericias judiciales en juicios laborales, que vienen siendo objetadas por el sector empresarial, representarían un costo adicional de u$s9.000 millones respecto de los valores tarifados por las aseguradoras.
Así lo indica un informe distribuido este jueves por la Unión de ART (UART), en el cual se detallan "ejemplos de casos absurdos que pretenden evidenciar la producción de esos desvíos".
Entre los "ejemplos", una pericia arrojó 60% de incapacidad psicológica por un "esguince de rodilla"; 35% por "dolor de espalda" y 12,2% por un "corte en la mano izquierda sin secuelas".
Esto genera un costo enorme al sistema, porque "cada punto de incapacidad tiene un valor aproximado de $23.000", advirtió la UART.
La entidad realizó un estudio de carácter cualitativo sobre usos y costumbres habituales en los dictámenes periciales judiciales para determinar las secuelas derivadas de un accidente de trabajo.


El análisis cuantitativo proyecta un "incremento de 9.000 millones de dólares adicionales a abonar si estos modos periciales distorsivosrespecto del Baremo (parámetro oficial de medición de incapacidades incluido en la Ley), se aplicaran al stock de 340.000 juicios en trámite".

"Ambos análisis, muestran claramente lo imperioso y urgente que es la constitución de los Cuerpos Médicos Forenses o Cuerpos Médicos Periciales en CABA y en todas las provincias que ya adhirieron a la Ley, ya con más de un año de demora", señaló la UART.

De hecho, se trata del mecanismo previsto en la misma Ley, a fin de ajustar, en este eslabón de la cadena, la medición de las incapacidades al Baremo.

El análisis, realizado con el aporte de datos provistos por las ART, focaliza en casos que presentan como característica general ausencia de incapacidad permanente o presencia de incapacidad permanente leve.

Sin embargo, todos finalizan adjudicando mayores grados de incapacidad física, psicológica y/o hasta psiquiátrica, aumentando los costos indemnizatorios judiciales.

Fuente: IProfesional