El enfriamiento de las economías regionales

Distintas voces dan su visión sobre su realidad: altos costos laborales y de servicios e importación de bienes tales como vinos.

El enfriamiento de las economías regionales

Son los asuntos que desvelan a los productores agropecuarios de Cuyo y el noroeste argentino que participaron de la Mesa de Trabajo de Economías Regionales. Fue  organizada en la ciudad de Chilecito por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Riojana de Productores Agropecuarios (CARPA).  


El titular del sector de Economías Regionales de la CAME, Raúl Robín, junto a 
la senadora nacional, Olga Inés Brizuela y Doria, y el presidente de CARPA, Mario Hernán González

La apertura del encuentro estuvo a cargo de Mario Hernán González, presidente de CARPA, quien destacó el alto grado de representatividad que poseen las entidades presentes. “Además de ser la base del desarrollo, las Economías Regionales somos las principales tomadoras de mano de obra del campo. De implementarse el nuevo mínimo no imponible se generaría una reducción en el costo, lo que nos ayudaría a avanzar en el camino hacia la rentabilidad”, afirmó González

Durante la jornada de trabajo, los productores identificaron con claridad cuáles son las principales preocupaciones del sector, transversales a todos los complejos: altos costos laborales, energéticos, logísticos e impositivos. Además, compartieron su preocupación ante la creciente importación de vinos, tomates y especias, entre otros productos. Para el fortalecimiento de sus cadenas de valor, una de las medidas solicitadas fue mejorar los niveles de reintegros para incentivar la exportación. 

Con respecto al costo de mano de obra, Raúl Robín, vicepresidente 3° de CAME y titular del sector de Economías Regionales, detalló las acciones que se vienen llevando adelante en pos de lograr la pronta reglamentación de los artículos 167 y 173 de la Ley 27.430. Entre ellas, se destaca el pedido realizado al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, para que aquellas actividades productivas primarias de las Economías Regionales comprendidas en el Régimen Nacional de Trabajo Agrario puedan gozar, en forma urgente, del beneficio estipulado en el art. 167 de la mencionada norma (un Mínimo No Imponible de 12 mil pesos para las contribuciones patronales, fijado para el año 2022). 

En cuanto a la difícil situación que atraviesan las producciones electrodependientes, se abordaron casos concretos como los de la vitivinicultura, la olivicultura y la fruticultura de la región, en los que, en el período comprendido entre enero de 2016 y el mismo mes de 2018, las tarifas de energía eléctrica han promediado una suba de más del 650%. “Debido a la escasez de ríos y precipitaciones, La Rioja es la provincia más dependiente del sistema eléctrico para poder producir. El 100% lo realizamos con agua subterránea, por lo que es imposible afrontar los últimos incrementos tarifarios”, enfatizó el presidente de CARPA. 

En dicho marco, Robín comentó acerca de la reunión mantenida en el mes de febrero con el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren. “Solicitamos una tarifa diferencial para las producciones electrointensivas y, a su vez, propusimos reemplazar el suministro eléctrico por el de gas en determinados sectores”, aseguró el dirigente de CAME.


Más de 80 productores vitivinícolas, nogaleros, hortícolas, olivícolas y especieros 
de la región expusieron sus principales preocupaciones
 

La falta de créditos blandos para el sector productivo fue otro de los tópicos abordados durante la Mesa de Trabajo. Los presentes manifestaron la necesidad de acceder a créditos a tasas razonables, para que el productor pueda ganar en eficiencia y productividad. 

Participaron del encuentro: Senadora Nacional Olga Inés Brizuela y Doria; Diputado Nacional Héctor Olivares; Cámara Riojana de Productores Agropecuarios; Federación Olivícola Argentina; Sociedad Rural de Catamarca; Cámara Nogalera de La Rioja; Cámara Olivícola Riojana; “La Riojana” Cooperativa Vitivinifrutícola de La Rioja Limitada; Cámara Agroindustrial de La Rioja; Federación de Viñateros y Productores Agropecuarios de San Juan; Asociación de Viñateros y Fruticultores Independientes de San Juan; Sociedad de Chacareros Temporarios de San Juan; Asociación de Productores Pimentoneros de los Valles Calchaquíes; Consorcio de Usuarios de Agua de Chilecito y Nonogasta; Asociación de Pequeños Productores Agrícolas de Famatina; Cámara de Bodegueros de La Rioja; Cluster Nogalero de La Rioja; Asociación Miranda Productiva; Centro de Desarrollo Vitícola de La Rioja; Grupo CREA–Arauco; Universidad Nacional de Chilecito; INTA–Consejo Regional de Catamarca y La Rioja; entre otros. 

Fuente: CAME