Productores primarios: cifras de febrero

Cuánto recibo el productor agropecuario y cuándo pagamos en góndola por el mismo bien.

Productores primarios: cifras de febrero

El índice IPOD de CAME, que mide las diferencias promedio entre el importe de origen y góndola para 25 alimentos agropecuarios, subió a 4,52 veces en febrero.  El aumento de 1,8% en el mes fue impulsado también por el pimiento y el zapallito. La participación del productor en los valores finales del promedio de los elementos  relevados se mantuvo en 24,7%.

La brecha de precios entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor por los alimentos agropecuarios subió 1,8% en febrero alcanzando un valor promedio de 4,52 veces.

El aumento en la diferencia se explica principalmente por el comportamiento de 4 productos: la pera, el pimiento rojo, el zapallito y aunque en menor medida, también la berenjena, que ampliaron significativamente sus distorsiones. Contrarrestaron ese efecto el limón, la mandarina, la manzana y el tomate redondo, que redujeron su disparidad, pero en niveles que no alcanzaron para evitar que en el conteo promedio la situación de importes desmejore.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora CAME para una canasta de 25 alimentos agropecuarios que se consumen en fresco. Para elaborar el indicador se tomaron los valores diarios online de los principales supermercados del país y más de 500 importes de verdulerías y mercados para cada producto. De los datos se desprende que:

  • En febrero, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 4,7 veces, 4,9% mayor a enero. 

  • El IPOD ganadero, en cambio, bajó 2,8% en el mes, ubicándose en 3,8 veces.

  • Con la leve ampliación de la brecha en febrero, la participación promedio del agricultor o ganadero en el precio final del producto bajó muy levemente, de 24,8% en enero a 24,7% en febrero.

Índice de Precios en Origen y Destino de Productos Agropecuarios (IPOD)

Fuente: CAME

  • Los productos con mayores disparidades entre importe de origen y destino en el mes fueron: la pera con una distorsión de 8,71 veces, la manzana roja 8,35 veces, la calabaza 6,51 veces y el zapallito con una desigualdad de 6,02. Los cuatro elementos se ubicaron en el rango de brechas “muy altas”.

  • Los alimentos con menores diferencias resultaron: huevo 2,35 veces y carne de pollo 2,31 veces. Se trata de dos productos de origen animal que suelen mantener sus disparidades bajas y estables a lo largo del año. Incide en eso el sistema de comercialización que presentan, con menos intermediarios en la cadena y mayor integración.

De los 25 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en el mes, en 12 subió la distorsión, en 2 se mantuvo prácticamente sin cambios, y en 11 aumentó.

Índice de Precios en Origen y Destino de Productos Agropecuarios (IPOD)

Febrero 2018

Variación de la brecha

La diferencia promedio de los productos agropecuarios subió de 4,44 veces en enero a 4,52 veces en febrero (+1,8%). La mayoría de los elementos medidos continuaron registrando brechas “medias” y “altas” ese mes. Efectivamente, hubo 10 productos con desproporciones “altas” (valor de disparidad entre 4 y 6 veces), y 9 con desigualdades  “medias” (multiplicaciones entre 3 y 4).

Sólo 2 alimentos tuvieron distorsiones “bajas” (huevo carne de pollo) mientras que 4 tuvieron diferencias muy altas (manzana, pera, zapallito calabaza). Ninguno tuvo brechas “muy bajas” (entre 1 y 2).

Tipo de Brecha entre Origen y Destino según el valor registrado

Febrero 2018
 

Las variaciones más destacadas del mes ocurrieron en:

  • Pera : la diferencia subió 63,8% en febrero, de 5,32 veces en enero a 8,71. Si bien se mantiene por debajo de los valores extremos alcanzados sobre fin de año, no deja de ser una brecha muy alta. La causa fue la caída fuerte en los precios al agricultor (42,9%). Si bien se esperaba que los importes en origen bajen a partir de abril, con la llegada de la nueva cosecha, y después del aumento importante de diciembre, ese reacomodamiento se produjo en mayor magnitud y antes de lo esperado. Especialmente teniendo en cuenta la difícil ecuación entre ingresos y costos que mantiene el productor. Las sumas en góndola de la pera cayeron 6,4% en el mes.

  • Pimiento rojo: la distorsión aumentó 34,1%, de 3,93 veces en enero a 5,27 en febrero (+1,3 veces). La variación se explica por el incremento en 24,2% en los costos al consumidor, combinado con un descenso de 6,4% en la compensación al agricultor.

  • Zapallito: la disparidad trepó 41,7% en el mes, de 4,25 veces a 6,02 (1,8 veces). La modificación se explica por el alza de 17,9% en los costos al público y una baja de 16,8% en la paga al cosechador.

  • Berenjena: la desigualdad ascendió 24,2% en el mes de 3,23 veces a 4,01 (0,8 veces). La alteración se explica por el derrumbe en 20,7% en los precios al productor mientras que los valores al cliente sólo retrocedieron 1,5%.
     

BRECHA IPOD: diferencia entre el precio de Origen y el precio de Destino

 
Fuente: Área de Economías Regionales, CAME


Precios de origen y precios destino
 

Los alimentos con mayor desplome mensual en los importes de origen en febrero fueron: la pera (-42,9%, en enero esos valores habían subido 112%), la berenjena (-20,7%), el zapallito (-16,8%), la cebolla (-12,9%), y el pimiento rojo con baja de 7,4%.

A su vez, los productos con más incremento mensual en los costos de góndola fueron: la naranja (33,6%, ya había aumentado 17% en enero), el pimiento rojo (24,2%), el zapallito (17,9%), la frutilla (15,3%, ya había crecido 13% en enero) y la carne de pollo (14,4%).

Desde el punto de vista del equilibrio entre las economías regionales y el consumidor, la mejor situación se dio en aquellos elementos que combinaron mejoras en los precios de origen con bajas en sus cifras de góndola. Esos fueron: la manzana roja, la mandarina, y la carne de cerdo.

Evolución de los Precios promedio de Góndola

$ por kg  y Variación en origen y destino Febrero’18 vs Enero’18

 
Fuente: Área de Economías Regionales, CAME

El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas desigualdades son muy dispares según alimento, región, y tipo de comercio, y época del año.

En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diversos actores del mercado. Básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante, y otros son factores comunes como la estacionalidad, que afectan a productos concretos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte. 

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en el valor que se paga por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.

El relevamiento para elaborar el IPOD de febrero se realizó en la segunda quincena del mes, con una cobertura geográfica nacional.

Para obtener los importes de destino se relevan más de 500 precios de cada alimento en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. La medición se complementó además con un monitoreo diario de los montos online de las principales cadenas de hipermercados.

Para obtener los costos de origen, se consultaron telefónicamente a 10 agricultores o ganaderos de cada alimento localizados en las principales zonas productoras de cada uno de ellos.

A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de cifras en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son:

- Precio de Origen: Importe que se le paga al productor

- Precio de Destino: Costo del producto en góndola

Así, la diferencia de Precio Origen-Destino indica la cantidad de veces que aumenta el valor del alimento al comercializarse en góndola.

Fuente: CAME