Consorcio participativo

Distintas voces dan su visión sobre el el proyecto de ley impulsado por el Gobierno de la Ciudad.

Consorcio participativo


El Consejo Directivo de la Cámara quiere poner en conocimiento de sus socios, lo actuado por la institución en relación a Consorcio Participativo.

Conforme es de conocimiento público, la CAPHAI participó de las tres reuniones de la Comisión de Legislación General de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en las que se trató el proyecto de Ley Consorcio Participativo, impulsado por el GCBA.

En cada oportunidad los voceros de la Cámara expresaron la posición de la institución y las reservas sobre algunos de los temas allí legislados.

El proyecto que trata acerca del procesamiento, carga y presentación de los datos de cada liquidación de expensas, pretende regular una temática de la que actualmente ya se ocupan empresas y softwares privados. No se trata de una materia, por lo pronto, novedosa dado que al día de la fecha los diferentes productos que se encuentran en el mercado funcionan de manera adecuada y satisfactoria.

Ahora bien, el texto proyectado e impulsado por el GCBA pretende centralizar los datos de la totalidad de los consorcios de edificios de la Ciudad de Buenos Aires en una sola plataforma manejada por el Estado, lo que a nuestro juicio violenta garantías constitucionales de los consorcistas, puesto que una cosa es el modo en que cada administrador o consorcio procesa su información, y otra muy distinta es que se nos obligue a cargar la totalidad de la misma en una web estatal “on line”.

Entendemos que hacer que la información caiga entera y obligatoriamente en manos del GCBA implica un exceso legislativo enorme. La propiedad horizontal pertenece al ámbito del derecho privado, y lo que pasa puertas adentro de un consorcio se encuentra bajo el amparo del Derecho a la Intimidad y Privacidad de cada uno de los consorcistas. La información que día a día procesa un administrador no es propia para dársela a terceros, es propiedad de sus mandantes y como tal debe ser custodiada.

El texto proyectado llega al extremo de querer implementar un servicio de chateo y la obligación de publicar las actas de asambleas. Entendemos que una vez más se atenta directamente contra la intimidad de las personas, con el peligro que ello conlleva para cada uno de quienes vivimos en propiedad horizontal.

Este tema es el más relevante a nuestro juicio. Estamos trabajando en otros temas como el mayor gasto que demandaría al consorcio la dualidad en el procesamiento porque habría que primero procesar las liquidaciones y luego elevar a esa plataforma, generando un doble trabajo e incrementando los costos, sostenemos que hay que legislar para todos, los grandes edificios donde estos gastos no inciden en el valor de la expensa y los pequeños ph que tienen que pagar un sistema para cumplimentar la ley.

No nos oponemos a que se comience a digitalizar a través de los servicios y programas existentes en el mercado la información que actualmente exige la Ley 941 a los administradores de consorcios. Pero no al costo de poner en peligro las libertades individuales.Estimamos que de llevar adelante esta legislación deberá ser “optativa” para los consorcios que deberán decidirlo en sus asambleas.

Es por ello que se solicita a los Legisladores de la Ciudad que revisen a través de este prisma el texto proyectado y que en este espíritu recuerden que están regulando derechos fundamentales de los individuos.

Fuente: CAPHAI