Embargo de las cuentas sueldo

A raíz de las últimas modificaciones a la LCT, éstas son algunas situaciones que podrían verse.

Embargo de las cuentas sueldo

El recientemente firmado DNU 27/2018 modificó un artículo de la Ley de Contrato de Trabajo, con lo que dejó sin efecto la inembargabilidad de las cuentas sueldo. Ahora, los acreedores podrán pedir el embargo de esas cuentas, que pueden estar engrosadas por otras sumas no provenientes del sueldo, si tienen saldos superiores al equivalente a tres sueldos.

El fundamento de la medida es que los acreedores tendrán mayor garantía y cuantía de cobro de la deuda contraída por el trabajador y demás beneficiarios de la Seguridad Social, como jubilados, detalla Clarín.

Tanto especialistas como legisladores han impugnado que a través de un DNU se haya modificado un artículo de la ley de Contrato de Trabajo, de 2016, y adelantaron que irán a la Justicia. Hasta ahora los embargos ordenados judicialmente debían ser efectuados por el empleador antes de pagar el sueldo. Según el abogado Luís Enrique Ramírez, vicepresidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, “conforme al Decreto Nº 484/87, la cuota de embargabilidad de las remuneraciones es la siguiente:

1.- Hasta el importe del salario mínimo vital (hoy $9.500), la remuneración es inembargable.

2.- Hasta el doble del salario mínimo vital, se puede embargar el 10% de lo que excediere de este último.

3.- Las remuneraciones superiores a dos salarios mínimo y vital pueden ser embargadas hasta un 20% de lo que excediere de esa suma.

Un ejemplo numérico permitirá aclarar mejor el tema. Por caso, a un trabajador que tiene una remuneración de $28.500, ¿cómo podría afectarlo un embargo?

Hasta $9.500: inembargable. De $9.501 a $19.000 (10%): $950. De $19.001 a $28.500 (20%): $1.900. Así, el total del embargo sería de $2.850.

Y esto no fue modificado por el DNU 27/18. A su vez, para las deudas alimentarias “no rige el monto máximo de embargabilidad, pero el juez debe fijar la cuota alimentaria en un monto que permita la subsistencia del alimentante (Decreto 484/87, artículo 4)”.

Por su parte, el empleador tiene 48 horas para notificarle del embargo del sueldo y entregarle una copia de la orden judicial.

En cambio, el DNU admite el embargo sobre la cuenta sueldo “en la medida de que se trate de montos derivados de una relación laboral, o de prestaciones de la Seguridad Social” y si el saldo de dicha cuenta supera el equivalente a 3 veces dichos ingresos, según el promedio de los últimos 6 meses.

Lo que el DNU no aclara es qué pasa si el saldo de dicha cuenta excede ese limite: el embargo podrá hacerse sobre el saldo que excede ese tope o hasta el 20%.

¿Qué pasaría en el ejemplo del trabajador que tiene una remuneración mensual promedio de $28.500?. Si en la cuenta sueldo hay depositados $120.000, hasta $85.500 (o sea tres sueldos) lo depositado en la cuenta sueldo es inembargable.

Sobre el saldo de $34.500 ($120.000 menos $85.500), el DNU no aclara si se debe respetar el límite del 20%, del articulo 147 de la ley de Contrato de Trabajo, o se podría embargar todo el saldo.

De los fundamentos del DNU buena parte de los especialistas dice que se podría embargar todo el saldo. Es que el nuevo articulo establece “un monto por encima del cual las sumas depositadas en una cuenta sueldo pueden ser embargables para, de esta manera, mejorar el perfil crediticio de los ahorristas del sistema financiero y otorgarles mayor y mejor acceso al crédito”. señala Clarín.

Ramírez insiste en que “para mí es el 20% que fija el decreto 484/87, que no fue derogado”. Admite que otros especialistas “creen que se podría embargar todo el saldo”, aclarando que la ley laboral dice que “si la duda recayese en la interpretación o alcance de la ley, los jueces o encargados de aplicarla se decidirán en el sentido más favorable al trabajador”.

Fuente: IProfesional