Justicia porteña: nuevas competencias

Los delitos vinculados a la prostitución, grooming, trabajo infantil, picadas con autos, entre otros, pasan a la órbita de la Ciudad.

Justicia porteña: nuevas competencias

En una resolución conjunta, la Fiscalía General, la Defensoría General y la Asesoría General Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, dispusieron el traspaso de nuevos delitos para que sean investigados por la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires.

Es para cumplir la Ley N°26.702 y la Ley N°5935 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por la que se transfirió la competencia para investigar y juzgar los delitos y contravenciones cometidos en el territorio porteño.

Según fiscales.gob, en su artículo 1°, la norma dispone “Establecer como criterio general de actuación, que a partir de las cero horas del 3 de febrero de 2018, los/las fiscales, defensores/as y asesores tutelares del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, deberán asumir la competencia de los tipos penales previstos en los arts. 125 bis, 131, 148 bis, 193 bis, 276 bis, 301 bis del Código Penal y la Ley 27.330”.

De este modo, dichos delitos dejarán de ser investigados por la Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional, para pasar a la órbita de la justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Artículos transferidos:

ARTICULO 125 bis — El que promoviere o facilitare la prostitución de una persona será penado con prisión de cuatro (4) a seis (6) años de prisión, aunque mediare el consentimiento de la víctima.

ARTICULO 131. – Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.

(Artículo incorporado por art. 1° de la Ley N° 26.904 B.O. 11/12/2013)

ARTICULO 148: bis: Será reprimido con prisión de 1 (uno) a (cuatro) años el que aprovechare económicamente el trabajo de un niño o niña en violación de las normas nacionales que prohíben el trabajo infantil, siempre que el hecho no importare un delito más grave.

Quedan exceptuadas las tareas que tuvieren fines pedagógicos o de capacitación exclusivamente.

No será punible el padre, madre, tutor o guardador del niño o niña que incurriere en la conducta descripta.

(Artículo incorporado por art. 1° de la Ley N° 26.847 B.O. 12/4/2013)

ARTICULO 193 bis. – Será reprimido con prisión de seis (6) meses a tres (3) años e inhabilitación especial para conducir por el doble del tiempo de la condena, el conductor que creare una situación de peligro para la vida o la integridad física de las personas, mediante la participación en una prueba de velocidad o de destreza con un vehículo con motor, realizada sin la debida autorización de la autoridad competente.

La misma pena se aplicará a quien organizare o promocionare la conducta prevista en el presente artículo, y a quien posibilitare su realización por un tercero mediante la entrega de un vehículo con motor de su propiedad o confiado a su custodia, sabiendo que será utilizado para ese fin.

(Artículo sustituido por art. 5° de la Ley N° 27.347 B.O. 6/1/2017).

ARTICULO 276 bis. – Será reprimido con prisión de cuatro (4) a diez (10) años y con la pérdida del beneficio concedido el que, acogiéndose al beneficio del artículo 41 ter, proporcionare maliciosamente información falsa o datos inexactos.

(Artículo incorporado por art. 2° de la Ley N° 27.304 B.O. 2/11/2016)

ARTICULO 301 bis.- Será reprimido con prisión de tres (3) a seis (6) años el que explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente.

(Artículo incorporado por art. 10 de la Ley N° 27.346 B.O. 27/12/2016. Vigencia: a partir de su publicación en el Boletín Oficial).

 

Ver Resolución Conjunta del Ministerio Público de la CABA haciendo clic aquí.

Fuente: Pura Ciudad