Compras con tarjeta

La empresa Prisma aceptó vender el 100% de sus acciones, razón por la cual dejaría de tener posición dominante en el mercado.

Compras con tarjeta

En consonancia con los reiterados pedidos formales solicitados y las audiencias mantenidas durante los últimos meses por autoridades de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) con funcionarios nacionales, y tras presentar una denuncia ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia -a quienes se entregó un informe minucioso para modificar el sistema de tarjetas de crédito- se logró un nuevo avance en el tema. Finalmente Defensa de la Competencia aceptó el compromiso de desinversión de la empresa Prisma.

La medida, establecida en la resolución firmada en los últimos días por el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, fortalecerá la competencia en Argentina dejando como resultado un escenario más equitativo en el mercado de tarjetas de crédito y medios de pago electrónicos.

 

En concreto, la iniciativa obliga a los accionistas de Prisma a vender el 100% del paquete accionario sin permitir que más de un banco que opera en el país sea accionista de la empresa. Prisma actualmente es propiedad de Visa Internacional y 14 bancos que operan en Argentina y participa de los mercados de adquirencia y procesamiento de tarjetas de crédito y de terminales de pagos (POS).

Asimismo, la resolución prohíbe a Prisma comercializar otra marca de tarjetas de crédito hasta que no haya otra empresa en el mercado que lo haga con la marca Visa; y la obliga a prestar sus servicios (de procesamiento de tarjetas de crédito y otros) de forma no discriminatoria a posibles competidores.

A través de un comunicado oficial del Ministerio de Producción, Defensa de la Competencia indicó que el compromiso obliga a Prisma a discontinuar su servicio de transferencias inmediatas, lo que permitirá que ese servicio sea brindado por un proveedor independiente que asegure que otros medios de pago alternativos y competidores puedan desarrollarse en forma no discriminatoria, al tiempo que se prevé el nombramiento de un auditor independiente, elegido por la CNDC, para verificar la marcha del cumplimiento.

Según el Ministerio, la desinversión de Prisma -que sienta precedentes en Argentina- permitirá el ingreso de nuevas empresas en el mercado de tarjetas de crédito con beneficios para comercios, consumidores y para la economía en general, previendo las siguientes consecuencias en:

  • Comercios: en marzo se estableció una reducción de las comisiones máximas que pagan los comercios que ya fue implementada. Más competencia permitirá que los comercios obtengan comisiones menores, más alternativas de financiamiento y mejores servicios.
  • Consumidores: con el tiempo, los consumidores contarán con más opciones de financiación, con menores costos y más plazos.
  • Economía en general: la mayor competencia y los menores costos en el sistema de pagos significarán una mayor cantidad de comercios adheridos a pagos electrónicos, más consumidores con tarjetas y más transacciones con medios electrónicos. Esto favorece el consumo y el nivel de actividad y tiende a una mayor formalización de la economía.

Para conocer el informe donde la CAC detectó problemas y ofreció soluciones para el sistema de tarjetas de crédito ingrese aquí.

Fuente: CAC