Jesús María – Los comerciantes y la accesibilidad

  • 251

Los comerciantes de la Municipalidad de Jesús María objetan la ordenanza de accesibilidad promulgada en el mes de junio.

La Ordenanza 3331, tiene por objeto la regulación de la ocupación de las veredas para la instalación de mesas, sillas y sombrillas en bares, confiterías, heladerías, restaurantes y otros locales gastronómicos. La norma es clara y no permite que el espacio de tránsito peatonal esté ocupado por productos.

La mencionada norma generó malestar entre algunos comerciantes, quienes se negaron a liberar de mercaderías las veredas. Frente a ello, el municipio suspendió la aplicación de la ordenanza. De manera tal que la Secretaría de Control Urbano interrumpió momentáneamente sus actuaciones, cuyo inicio estaba previsto para comienzos del mes de julio.

La ordenanza está dirigida, entre otras cosas a garantizar el libre tránsito de personas con discapacidades (motrices o visuales) por todas las veredas de Jesús María. Y para acompañar este objetivo, se ha previsto la construcción de rampas en todas las aceras. Pero no radica aquí el problema, pues los comerciantes no se oponen a las rampas, sino si al retiro de los productos que exhiben en las veredas.

Las primeras oposiciones surgieron de los propietarios de jugueterías, quienes desde hace años ponen sus artículos en las veredas como una manera de promocionar sus productos. Luego se sumaron los comerciantes de gomerías, y de máquinas de cortar césped.

El intendente de Jesús María instó a los comerciantes a que elevaran sus quejas y a que se reúnan con los ediles para explicar sus fundamentos y buscar, entre todos, una alternativa.

Hay que destacar que la ordenanza de accesibilidad determina taxativamente que pueden colocar mesas y sillas en las veredas de uso público los dueños de confiterías, bares y restaurantes y las heladerías. Esto significa que los negocios gastronómicos son la excepción, porque se les tiene que permitir este tipo de espacios para que la gente se sienta y consuma. Pero a quienes comercializan juguetes, artículos de limpieza, gomas y otros productos, no les queda otra opción más que respetar la determinación establecida por la norma.

Lo que resta hacer es acordar acciones conjuntas para que los comerciantes puedan exhibir sus productos sin obstruir el tránsito de personas discapacitadas por las veredas.

Texto completo | Ordenanza 3331.

Fuente: Gisela Gómez

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!