Marcha atrás

El BCRA acordó con los bancos que se postergue por 6 meses el cobro de comisiones por depósitos en efectivo.

Marcha atrás

La política de los bancos de empezar a cobrar a las empresas el 1% por los depósitos en efectivo generó un revuelo tal en los demás sectores de la economía que obligó al Banco Central a acordar con las entidades que posterguen por seis meses su implementación.

Si bien el organismo monetario avala la iniciativa -ya que va en línea con su política de desincentivar el uso de efectivo-, temía que tenga un efecto boomerang para y que termine impactando en los precios.

 

La decisión se tomó el viernes último, en el segundo piso de Reconquista 266, donde Federico Sturzenegger recibió a los principales banqueros del sistema y a técnicos de las asociaciones bancarias, y resolvieron postergar hasta septiembre le fecha de inicio del nuevo cargo.

Mientras tanto, se comprometieron a avanzar en darle más profundidad a los nuevos medios de pago que, si bien vienen creciendo de manera sostenida, aún no logran consolidarse con fuerza entre la gente. Según datos del BCRA, las transferencias entre cuentas cerraron 2016 con un crecimiento del orden del 30% respecto al año previo.

Desde mediados de febrero, cuando trascendió que los bancos iban a empezar a cobrar un cargo extra a las empresas que depositen efectivo, los sectores más afectados con la medida elevaron sus quejas.

En los días siguientes llevaron sus reclamos al Central: les advirtieron que no estaban preparados para absorber ese costo y que tenían pensado trasladarlo al público.

Ese fue el mensaje que transmitieron los supermercados, uno de los sectores con más manejo de efectivo, y las principales cámaras de pequeñas y medianas empresas.

Las estaciones de servicio del interior también ya habían advertido que iban a trasladar ese costo al consumidor, ya que impacta fuertemente en su estructura de negocios. Las tabacaleras, en tanto, llevaron su reclamo a la Unión Industrial Argentina (UIA), para acoplar su queja a la de otros sectores afectados por la medida.

En paralelo, las empresas de cobro extrabancario, como Pago Fácil o Rapipago, que manejan entre 80.000 y 100.000 millones de pesos de efectivo por mes ya resolvieron que trasladarán el costo extra que les cobren los bancos por sus depósitos a las empresas para las que reciben pagos de servicios.

La decisión se tomó la semana pasada y ya fue informada a las compañías, algo que se implementará desde el momento en que los bancos comiencen a cobrarles el 1% por el efectivo. Eso, indirectamente, también iba a trasladarse a precios.

Mientras tanto, avanzan en las negociaciones con Prisma (Banelco) y Red Link para que no les cobren el arancel por la instalación y el uso del posnet o que el costo sea una suma fija y no un porcentaje de las operaciones. En las entidades prevén que en mayo ya estarán listas para aceptar el pago con débito.

Este viernes volverán a reunirse este grupo de entidades, junto con bancos, compañías de seguro y representantes de la AFIP en el Banco Central para seguir avanzando en bancarizar un negocio que hoy concentra la mayor parte de sus operaciones en efectivo, señala Bae Negocios.

Fuente: IProfesional