Pierde progresividad el Impuesto a las Ganancias

Según un informe del IARAF es una consecuencia de la insuficiente actualización de mínimos y deducciones y el congelamiento de la escala.

Pierde progresividad el Impuesto a las Ganancias

Claves

– Una de las características distintivas y fundamentales del impuesto a las ganancias de personas físicas es su progresividad, la cual viene dada por el hecho de que, una vez restados mínimos y deducciones, al ingreso imponible se le deben aplicar tasas legales que son crecientes a medida que el ingreso aumenta.

– La presión tributaria del impuesto a las ganancias que están soportando los contribuyentes viene experimentado constantes y significativos incrementos.

Debido a que éstos no son el resultado de una modificación legal del tributo, sino que deriva de la distorsión provocada por la insuficiente actualización de los mínimos y deducciones y el congelamiento de los topes de los tramos de la escala de cálculo del impuesto desde el año 2001, se ha producido como efecto colateral una retracción en el grado de progresividad del tributo toda vez que el incremento de la tasa efectiva ha sido muy superior para los niveles medios de ingreso que para los altos, tal como se advierte en el siguiente cuadro:


Incremento de la tasa efectiva


Tasa Efectiva 2011–2013
e Incremento

2013 respecto a 2001 2013 respecto a 2009

1,5 veces mínimos y deducciones

287,9%
166,8%
 

2 veces mínimos y deducciones

155,6% 90,5%

3 veces mínimos y deducciones

97,4% 43,1%

5 veces mínimos y deducciones

41,8% 17,8%

10 veces mínimos y deducciones

11,2% 7,2%


– Para presentar con mayor nitidez aún la pérdida de progresividad del tributo se han efectuado dos cálculos adicionales.

– En primer lugar, se procedió a analizar cuántas veces es mayor el impuesto que deben tributar los niveles superiores de ingresos ejemplificados respecto al nivel más bajo, tomando como base el segundo toda vez que el primero hubo años en los que no fue contribuyente, lo que impide efectuar el cálculo propuesto.

– Los resultados obtenidos permiten apreciar claramente año a año la caída de este indicador, por ejemplo en el año 2001 el impuesto determinado para el mayor nivel de ingresos considerado era más de sesenta veces superior al del nivel base, mientras que en el año 2009 ese cociente se había reducido 43 veces y desde allí ha mantenido su incesante declive hasta el valor de 17,4 veces estimado para el año 2013.

Texto completo | Pierde progresividad el impuesto a las ganancias.

Fuente: IARAF