Paro bancario

Será este viernes 28 de octubre. Reclaman mejoras salariales.

Paro bancario

Los trabajadores bancarios pararán nuevamente el viernes, con concurrencia a sus lugares de trabajo pero sin atención al público, en reclamo de la reapertura de la paritaria del sector.

El paro será de 24 horas y se realiza luego de varias medidas de fuerzas en las que interrumpieron el servicio parcialmente -primero por dos horas y luego por tres- durante algunos días de las últimas semanas.

A través de un comunicado de prensa, la Asociación Bancaria reclamó "seguridad jurídica" y "reapertura de paritarias" y apeló a "la comprensión mayoritaria del público" que no contarán con bancos el viernes.

El comunicado señala que "el acuerdo salarial vigente establece claramente en su artículo 16 que, a pedido de una de las partes, por variación de las condiciones económicas debe haber reapertura de paritarias".

Ese convenio "fue homologado por el Ministerio de Trabajo, es decir tiene fuerza de ley", recuerda la Asociación Bancaria que, a su vez, señala que la cartera laboral "no cumple en convocar" a las partes "y los bancos (no cumplen) en dialogar".

Los bancarios también cuestionaron al presidente Mauricio Macri por no haber "cumplido con su compromiso de derogar el impuesto al salario", en referencia al impuesto a las ganancias para la IV categoría.

"Este castigo, brutal, se suma al de la inflación, deteriorando gravemente nuestros ingresos familiares", puntualiza el comunicado, que agrega también que "la desregulación que impone el Banco Central, y la promoción del proceso de uberización afecta al sistema financiero y al trabajo bancario".

Al respecto, indican que "el fraude y el delito privilegian la vía informática y el ámbito del mercado virtual, sumando riesgos para la actividad y los usuarios".

El comunicado también añade que "la situación recesiva del mercado interno, resultado de la actual política económica, que afecta a la mayoría de las actividades y a todos los trabajadores" y el hecho de que "miles de pequeñas empresas y comercios" hayan cerrado y "muchas más están en riesgo, pronto sobrevendrá (en una situación de) quebrantos y repercutirá sobre el sistema financiero".

Fuente: IProfesional