Cómo será la moratoria y el sinceramiento porteño

El proyecto de ley que elaboró el GCBA a los fines de adherir al Sinceramiento Fiscal (blanqueo y moratoria) acompaña a la norma nacional.

Cómo será la moratoria y el sinceramiento porteño

Desde ya que debe ser aprobado por la Legislatura, pero el proyecto de ley que elaboró el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a los fines de adherir al Sinceramiento Fiscal (blanqueo y moratoria) acompaña sincronizadamente a la norma nacional.

En efecto, la iniciativa propicia la aplicación de la Ley 27.260 en la jurisdicción porteña en lo que sea pertinente y la liberación de todo tributo omitido en la Ciudad que hubieran recaído sobre los bienes exteriorizados al amparo de la ley mencionada. 

El proyecto utiliza el término tributo lo que implica que la liberación alcanza a los impuestos, tasas y contribuciones que rigen en CABA como ser Ingresos Brutos, Sellos, Alumbrado, Barrido y Limpieza, entre otros.

Por otra parte propone eximir de retenciones y percepciones bancarias a los depósitos de moneda que se exterioricen los que deberán realizarse en cuentas especiales en entidades financieras y que deberán permanecer por el lapso de 6 meses. A nivel nacional quedaron eximidas del Impuesto sobre los Débitos y Créditos Bancarias (Impuesto al Cheque).

Cuando bienes inmuebles o muebles registrables figuran a nombre de familiares o terceros, la Ley 27.260 otorga la posibilidad de regularizar la situación con la condición de que los mismos se encuentren a nombre de los verdaderos titulares antes de los vencimientos de 2017.

Pero como la transferencia de dominio de los bienes a su auténtico dueño trae aparejado trámites diversos, si es un auto habrá que hacer el cambio de titularidad ante el Registro Automotor correspondiente, si es un bien inmueble habrá que realizar una escritura traslativa de dominio, la ley dispone que tales trámites y diligencias sean no onerosas a los fines tributarios y no generarán gravamen alguno, lo que implica liberar el traspaso de titularidad del Impuesto a la Transferencia de Inmuebles, por ejemplo.

En sintonía con lo dispuesto a nivel nacional, el Gobierno porteño propugna la misma dispensa por las cargas tributarias que pudieran recaer sobre esas operaciones en la Ciudad de Buenos Aires. Dicho de otro modo, tampoco tributarán impuesto alguno las transferencias a sus verdaderos titulares.

El proyecto de adhesión -señala Ámbito Financiero- también contiene una moratoria para los contribuyentes capitalinos con amplitud de cuotas (hasta 90), reducción de intereses resarcitorios y punitorios y condonación de multas, respecto de las deudas vencidas al 31 de mayo de 2016, siguiendo los lineamientos de lo dispuesto por la Ley 27.260. 

Fuente: IProfesional