Servicio doméstico. Nuevo régimen

Por: Marcela López

Se oficializó el régimen especial de contrato de trabajo para el personal de casas particulares.

Mediante la Ley 26.844, que se publica hoy en el boletín oficial, se establece un régimen de contrato de trabajo para el personal del servicio doméstico que reemplaza al regulado por el Dto.–Ley 326/56 y el Dto. 7979/56.

El ámbito de aplicación de este régimen abarca las relaciones laborales por el trabajo doméstico en casas particulares que no importe para el empleador lucro o beneficio económico directo, en toda la nación.

Alcanza a todas las contrataciones, cualquiera fuere la cantidad de horas diarias o de jornadas semanales ocupados y en cualquiera de las siguientes modalidades de prestación:

  • Trabajadoras/es que presten tareas sin retiro para un mismo empleador y residan en el domicilio donde cumplen las mismas;
  • Trabajadoras/es que presten tareas con retiro para el mismo y único empleador;
  • Trabajadoras/es que presten tareas con retiro para distintos empleadores.

Se excluyen de este régimen especial:

  • Las personas contratadas por personas jurídicas;
  • Las personas emparentadas con el dueño de casa;
  • Las personas que realicen tareas de cuidado y asistencia de personas enfermas o con discapacidad, cuando se trate de una prestación de carácter exclusivamente terapéutico y que cuenten con habilitaciones profesionales;
  • Las personas contratadas únicamente para conducir vehículos particulares de la familia y/o de la casa;
    Las personas que convivan en el alojamiento con el personal de casas particulares y que no presten servicios de igual naturaleza para el mismo empleador;
  • Las personas que además de realizar tareas de índole domésticas deban prestar otros servicios ajenos a la casa particular u hogar familiar en actividades o empresas de su empleador;
  • Las personas empleadas por consorcios de propietarios conforme la ley 13.512, por clubes de campo, barrios privados u otros sistemas de condominio.

Textos completos | Ley 26.844, Dto.–Ley 326/56, Dto. 7979/56

Fuente: Marcela López