Se convirtió en ley el proyecto de fomento

El Gobierno nacional consiguió la aprobación de la Ley Pyme que apunta a facilitar la reactivación de la economía y la generación de empleo.

Se convirtió en ley el proyecto de fomento

El Senado de la Nación convirtió en Ley el proyecto de fomento a las PyMEs que fue enviado por el Poder Ejecutivo en mayo con el objetivo de impulsar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

El Gobierno anunció medidas de apoyo a las PyMEs

La iniciativa, que recibió amplio apoyo tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, fue elaborada por la Secretaría de Emprendedores y PyMEs del Ministerio de Producción y se transformó en ley en poco más de 60 días, desde que fue anunciada por el presidente Mauricio Macri.

El secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer, destacó que “es un momento muy importante en nuestra agenda de cuidado y fomento a las PyMEs, que son el 99 por ciento de la fuerza productiva del país y queremos que puedan concentrarse en lo que mejor saben hacer, que es producir y generar empleo”.

“Queremos ser el gobierno que solucionó los problemas de las PyMEs”

El proyecto enviado por el oficialismo y acordado con las distintas fuerzas políticas en el Congreso contempla las siguientes medidas:

1) Nuevo marco tributario para las PyMEs
Eliminación del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.
Compensación del Impuesto a los Créditos y Débitos Bancarios.
Pago del IVA a 90 días.
Compensación de saldos vía bono fiscal.
Simplificación administrativa vía AFIP.

2) Fomento a la inversiones 
Desgravación del impuesto a las ganancias, hasta el 10% de las inversiones realizadas.
Crédito fiscal por el IVA de las inversiones

3) Programa de Recuperación Productiva
Ayuda económica para PyMEs en crisis.
Elevación de los montos de asistencia en un 50%.
Simplificación del trámite administrativo.

4) Promoción de la Competitividad PyME
Creación del Consejo de Competitividad PyME.
Actualización anual de la definición PyME.

5) Más opciones de financiamiento
Aumento de garantías, vía Fondo de Garantías PyME.
Bonificación de tasas, considerando regiones desfavorables.
Mejora de instrumentos financieros, como Pagaré y Obligaciones Negociables.

Fuente: Casa Rosada