Administradores: nueva Ley

Por: Valeria Roldán

El nuevo Consejo de la Propiedad Horizontal de la Ciudad -C.P.H.C.A.B.A- ya es una realidad. Polémica y desafíos.

Administradores: nueva Ley

En la Ciudad de Buenos Aires se dio a conocer la Ley 5464 (B.O.: 12/2/16 – CBA), que regulará el ejercicio de la actividad de administración de consorcios y se propone ayudar a las relaciones entre los actores sujetos al régimen de la Propiedad Horizontal, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En primer lugar, se establece la creación del Consejo de la Propiedad Horizontal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -C.P.H.C.A.B.A.-. El mismo funcionará con el carácter, derechos y obligaciones de una persona jurídica pública no estatal. Según la Ley, se propone que este organismo será participativo (ya que es un espacio de debate y discusión sobre políticas relacionadas con la propiedad horizontal), plural (ya que estará integrado por todos los sectores alcanzados por las relaciones jurídicas que surgen del régimen de la propiedad horizontal) y representativo (cada uno de los sectores mencionados se encuentra representado en igual proporción con voz y voto) e independiente de los poderes públicos, ya que su accionar no estará ligado funcionalmente al de ningún órgano del Gobierno de la Ciudad.

En segundo lugar, se establece el Régimen General de la actividad de administración de Propiedad Horizontal. Según esta nueva Ley se establece que esa actividad podrá ser desempeñada por toda aquella persona física o jurídica que reúna los requisitos exigidos por la nueva Ley. En principio, la actividad se presume onerosa, no obstante lo cual,  se reconocen dos tipos de Administradores:

  • el Administrador voluntario: son los propietarios que residen en el edificio en el que cumplen la función de administrador. No perciben retribución alguna. No requieren para su ejercicio matrícula habilitante, pero sí estar inscriptos en un Registro de Administradores Voluntarios.
  • El Administrador profesional: cumplen la función de administrador y perciben una retribución por ella. Requieren para el ejercicio matrícula habilitante expedida por el C.P.H.C.A.B.A.

En tercer lugar, podemos mencionar que los honorarios del Administrador son acordados entre el Administrador y la Asamblea de Propietarios. No habrá ninguna otra entidad o Cámara que los regule y sólo podrán ser modificados con la aprobación de la Asamblea. Además, el administrador debe presentar ante el Consorcio un certificado emitido por el C.P.H.C.A.B.A, cuya validez es de treinta (30) días, acreditando la vigencia en la Matrícula o inscripción en el Registro según se trate de administración profesional o voluntaria.

En cuarto lugar, el C.P.H.C.A.B.A. dispondrá de un Centro de Resolución de Conflictos al servicio de los actores sujetos al régimen de la Propiedad Horizontal en el ámbito de la Ciudad. Funcionará aplicando métodos de negociación asistida, conciliación, mediación y arbitraje.

En quinto lugar, habrá un Tribunal de Disciplina, que tendrá la función de fiscalizar el correcto ejercicio de la actividad de administración de consorcios.

En sexto lugar, quizá el más polémico de estos puntos, se trata de la transferencia del Registro de Administradores de Consorcios de la Propiedad Horizontal a fin de que este proceda a su adaptación a los términos de la nueva ley. Recordemos que este registro fue creado por la Ley 941 y establecía que el mismo se encontraba a cargo de la máxima autoridad del Gobierno de la Ciudad en materia de defensa de los consumidores y usuarios, es decir, dependía del estado. El nuevo C.P.H.C.A.B.A., como ya comentamos, es un organismo público no estatal. Cuando finalmente se transfiera el anterior registro, el mismo quedará sin efecto y la Ley 941 quedará derogada.

Para finalizar, algunos sujetos que se encontraban ejerciendo la actividad de administración de consorcios deberán reinscribirse en el C.P.H.C.A.B.A., teniéndose por acreditados aquellos requisitos que ya se hubieren cumplido ante el anterior Registro creado por la Ley 941.

Ver texto completo: Ley 5464 (GCBA)

Fuente: Valeria Roldán