Riesgos laborales en la construcción

Cómo prevenir adecuadamente en una de las actividades productivas que mayores riesgos presenta por sus características intrínsecas.

Riesgos laborales en la construcción

La construcción es una de las actividades productivas que mayores riesgos laborales presenta por sus características intrínsecas: trabajos en altura, exposición al ruido, a la intemperie, exposición constante a las condiciones climáticas y a los riesgos eléctricos, entre otros.

El uso adecuado de los Elementos de Protección Personal (EPP) es indispensable en esta actividad, como modo de prevenir accidentes de trabajo y enfermedades profesionales a causa de estos riesgos específicos.

Los EPP deben ser provistos por el empleador y en algunas categorías tienen que estar certificados por uno de los dos entes certificadores reconocidos por la Secretaría de Comercio en la Argentina: IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) y UL (Underwriters Laboratories).

La Superintendencia de Riesgos del Trabajo creó el formulario de registro de entrega de elementos de protección personal y ropa de trabajo, que debe ser completado por el responsable de higiene y seguridad de la empresa o por la ART, según corresponda, y suscripto por el trabajador.

Es importante recodar que los EPP  son la última instancia de un plan de prevención. Siempre en primero lugar deben reducirse o neutralizarse los riesgos inherentes a la tarea.

¿Cuáles son las partes del cuerpo que un trabajador de la construcción debe proteger y con qué elementos? Entre los principales elementos, deben considerarse los siguientes :

 Protección para los ojos y la cara
Las gafas de seguridad o caretas deben usarse siempre que las operaciones en el trabajo puedan causar que objetos extraños entren a los ojos. Por ejemplo, cuando el trabajador está soldando, cortando, puliendo, clavando (o cuando se esté trabajando con concreto y/o químicos peligrosos o expuesto a partículas que vuelan). También debe utilizarlas cuando esté expuesto a cualquier riesgo eléctrico.

• Protección para los pies
Los trabajadores de la construcción deben utilizar zapatos o botas de trabajo con suelas resistentes a resbalones y perforaciones. El calzado con punta de metal es usado para prevenir que los dedos de los pies queden aplastados cuando se trabaja alrededor de equipo pesado u objetos que caen.

• Protección para las manos
Los guantes deben ajustar cómodamente. Los trabajadores deben usar los guantes correctos para el trabajo que van a hacer (ejemplos: guantes de goma de alta resistencia para trabajos con concreto, guantes de soldar para soldaduras, guantes y mangas con aislamiento cuando se esté expuesto a riesgos eléctricos).

• Protección para la cabeza
Los trabajadores deben usar cascos de seguridad donde haya riesgo potencial de que objetos caigan desde arriba, de golpes en la cabeza por objetos fijos o contacto accidental de la cabeza con riesgos eléctricos.

Los cascos de seguridad deben ser inspeccionados rutinariamente para detectar abolladuras, grietas o deterioro. Y deben ser reemplazados después de que hayan recibido un golpe fuerte o descarga eléctrica. Deben mantenerse en buenas condiciones.

• Protección para los oídos
Otro de los EPP fundamentales son los tapones para oídos/orejeras en áreas de trabajo de alto ruido, donde se usen sierras de cadena o equipo pesado. Los tapones para oídos deben ser limpiados y reemplazados regularmente.

Fuente: SRT