Intimaciones por personal doméstico en negro

AFIP apunta a quienes cuentan con ingresos por más de $500 mil y $305 mil de patrimonio, dado que se presume que tienen servicio doméstico.

Intimaciones por personal doméstico en negro

Hasta ayer, se registraron 178.000 inscripciones al Registro de Personal Doméstico que creó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para transparentar el nuevo régimen que regula el sector.

El domingo vence el plazo para anotarse, pero para quienes quieran hacerlo y todavía no tengan clave fiscal es mañana el último día en que pueden acercarse a una dependencia de la entidad que encabeza Ricardo Echegaray y obtenerla para iniciar el trámite. La AFIP cree que en los días restantes se sumarán muchos más casos que, como suele suceder, llegan a último momento, sobre todo teniendo en cuenta que se calcula que hay más de un millón de empleados domésticos en actividad.

El registro está operativo desde mayo. Fue ideado como un blanqueo para todas las personas que tienen empleados trabajando en sus casas de manera informal, ya que no se cobrará por los aportes que no fueron pagados. A partir de la semana próxima, la AFIP comenzará a intimar a aquellas personas que cuentan con ingresos por más de $500 mil anuales y $305 mil de patrimonio para que se registren, dado que se presume que tienen servicio doméstico.

Quienes ya tengan declarado formalmente a sus empleados y paguen los aportes igualmente deben anotarse en el nuevo registro.

Aquellos que no poseen servicio doméstico, pero cumplen con los requisitos de patrimonio e ingresos que hacen presumirlo a la AFIP deben demostrar que no tienen que pagar esos impuestos.

El nuevo régimen establece un período de prueba de 30 días para personal sin retiro y de 15 con retiro, que no exceda los tres meses. La jornada no puede superar las ocho horas diarias o 48 semanales, porque, de hacerlo, deberán pagarse horas extras. Las horas extras durante el fin de semana y feriados se pagan con un recargo del 100%; el resto, del 50%.

Además, las vacaciones comienzan un lunes o primer día hábil de la semana, entre noviembre y marzo. Les corresponden desde 14 días con una antigüedad de entre seis meses y cinco años; hasta 35 días si cuentan con más de 20 años de trabajo.

Actualmente, el salario mínimo para esta actividad con retiro (que trabaja ocho horas diarias) es de $2.589. Hasta cuatro horas por día es $1.294. Y el monto para quienes trabajan por hora es de $19,74. Mensualmente, los aportes y las contribuciones que deben realizarse llegan a $135. Se contemplan licencias por embarazo de 45 días antes y 45 después del parto, como en otras actividades. El empleador deberá contratar un seguro de riesgo de trabajo (ART) y podrá realizar una deducción del Impuesto a las Ganancias por 15.552 pesos.

Fuente: IProfesional