Desde el IARAF explicaron  el incremento

En los últimos cuatro años se registró fuerte suba del Impuesto a los Ingresos Brutos bonaerense.

Desde el IARAF explicaron  el incremento

Un análisis del Impuesto a los Ingresos Brutos en la Provincia de Buenos Aires indica que el tributo sufrió una fuerte suba en los pasados cuatro años.

El estudio fue realizado por Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) y la economista Sofía Devalle.

Ambos explicaron que el "Impuesto a los Ingresos Brutos viene evidenciando un crecimiento sostenido en las provincias argentinas a lo largo de la última década".

"La Provincia de Buenos Aires no fue la excepción, habiendo registrado fuertes y continuas subas en la carga tributaria que ejerce este distorsivo impuesto sobre la actividad económica desde el año 2008".

Así, para los especialistas "en 4 de los últimos ocho años la provincia aplicó subas de alícuotasprácticamente generalizadas a todos los sectores económicos".

"Y en los últimos dos períodos, si bien no se registraron modificaciones legales, por el modo de aplicar el tributo (con alícuotas mayores a mayor nivel de facturación) la falta de actualización de los tramos de escalas de alícuotas en línea con la inflación, ha generado un incremento de la presión tributaria implícito o encubierto", dijeron.

Los cambios de alícuotas entre los años 2007 y 2015 fueron variados, y de diferente impacto según el sector de actividad y la facturación del contribuyente.

El reporte del IARAF señala que los sectores que mayores subas acumuladas a lo largo de los últimos 8 años registraron fueron el agro y la industria local (radicada en la Provincia de Buenos Aires), para los contribuyentes de mayor facturación".

Acotaron que en el 2007 estaban exentas gran parte de estas actividades,mientras que para 2015 se encuentran gravadas a tasas de entre 0,5% y 1,75% según el caso "sólo permaneciendo con la exención las unidades de menor facturación".

Por otra parte, los bancos y la industria de extraña jurisdicción, "esto es, la radicada en otras provincias pero que realiza algún tipo de operación en Buenos Aires y por ende tambiéntributa en esta provincia por una parte de su base imponible, también sufrieron fuertes subas en el período analizado".

"En el caso de los bancos, el incremento se debió al efecto conjunto de subas de alícuota y ampliación de la base imponible del sector, que pasó de ser la intermediación financiera a la totalidad de los ingresos", se explicó.

Mientras que "promediando las subas de alícuotas según la estructura del Producto Bruto Geográfico ‐PBG‐ de la Provincia de Buenos Aires, surge que la presión tributaria legal promedio se habría incrementado aproximadamente en un 50% entre 2007 y 2013, último año para el cual hay publicadas estadísticas del PBG en la Provincia".

"Evidentemente que la suba de alícuotas anteriormente descripta tuvo un correlato directo en la recaudación del Impuesto a los Ingresos Brutos en la Provincia de Buenos Aires", indicaron los economistas.

Expresaron que la presión tributaria efectiva, medida como la recaudación provincial, muestra un crecimiento continuo en el tiempo, pasando de un 3,1% en 2007 a un 5,7% en 2013, vale decir un aumento acumulado del 84 por ciento.

De este modo, la suba de alícuotas aplicada en esos años en el Impuesto de Ingresos Brutos en la Provincia de Buenos Aires "estaría explicando prácticamente un 60% de la suba en la recaudación/PBG".

"Dado este elevado nivel de presión tributaria en la Provincia de Buenos Aires, la futura gobernadora deberá moverse dentro de una estrecha línea en cuanto a la generación y uso de los recursos fiscales", porque se enfrenta a "un gasto público creciente, a mayor ritmo que el de los ingresos", coincidieron.

Fuente: Infobae