Los autónomos pagan el doble de alícuota

Un trabajador independiente soltero con ingresos mensuales de $ 12.600 tributa 35%, mismo porcentaje que una gran empresa.

 Los autónomos pagan el doble de alícuota

Los trabajadores autónomos pagan, en promedio, el doble de alícuota de Impuesto a las Ganancias de la que pagaban a fines de los 90, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

El reporte señala que, por la falta de actualización en el impuesto a las Ganancias, la alícuota efectiva promedio del tributo que paga el millón de trabajadores autónomos pasó de 15% a fines de los años noventa a más del 30% de la actualidad y se acerca al techo del tributo, que es 35 por ciento.

"La inequidad tributaria que pone en evidencia el hecho de que la alícuota promedio de un tributo con tasa progresiva haya trepado hasta el 85% de la máxima tasa legal establecida(30% contra 35%), situación muy difícil de encontrar en cualquier sistema tributario de la región o del resto del mundo, implica un gran desafío para el próximo presidente", consideró Iaraf.

El desfasaje impositivo de los trabajadores autónomos es tal que prácticamente la totalidad está alcanzada por el impuesto a las Ganancias. Empiezan a pagar el tributo los contribuyentes autónomos casados con dos hijos que ganen a partir de $5.472 mensuales netos. Los solteros pagan a partir de ingresos mensuales netos de 2.592 pesos.

La mayoría del universo paga el 35% de impuesto a las Ganancias, ya que la tasa máxima legal del tributo se abona a partir de ingresos netos mensuales "tan bajos como $15.472 para un casado con dos hijos y $12.592 para el soltero", afirmó Iaraf.

El universo de trabajadores autónomos se incrementó en los últimos años por la escasa actualización de los montos del monotributo. En la actualidad, el límite máximo de facturación bruta mensual para poder estar incluido en el monotributo es de $33.333. Quienes realizan actividad comercial pueden incluirse en categorías superiores y elevar ese tope mensual de facturación bruta a $50.000, aunque tienen restricciones en cuanto a cantidad de empleados. Eso hace que haya más de un millón de contribuyentes en esta categoría, cuando en 1999 existían unos 882.200.

"Los trabajadores independientes se han visto impactados por el aumento de presión tributaria del Impuesto a las Ganancias en forma aún más importante que los empleados en relación de dependencia, toda vez que los mínimos y deducciones que pueden computar son significativamente inferiores", indicó Iaraf.

Los equipos económicos de los candidatos a presidente trabajan en modificaciones impositivas, pero se concentran en la situación de los trabajadores en relación de dependencia que pagan Ganancias y están nucleados en la cuarta categoría del impuesto. Hacia ellos estuvieron dirigidas las mejoras, parciales y desprolijas, que se decidieron desde el Poder Ejecutivo en los últimos años.

Fuente: IProfesional