La presión impositiva alcanzó niveles asfixiantes

En el marco de una jornada organizada por la COPAL diversos analistas destacaron la carga tributaria en el país que cada vez es más pesada.

La presión impositiva alcanzó niveles asfixiantes

La presión tributaria en la Argentina alcanza "niveles asfixiantes" advirtieron este martes distintos analistas en el marco de una jornada organizada por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL).

En ese contexto, se aludió a la necesidad de volver al ajuste por inflación en el Impuesto a lasGanancias, así como adecuar la alícuota efectiva a los niveles de la región, informó DyN.

El director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Nadín Argañaraz, aseguró que "la Argentina cuenta con la presión tributaria más alta de su historia" e indicó que "la presión tributaria provincial aumentó 62% en los últimos diez años, con los mayores aumentos registrados en los Impuestos de Ingresos Brutos e Impuesto a los Sellos".

El economista señaló que los niveles de carga impositiva "son asfixiantes" ya que de $100 que paga un consumidor, el 42% va al Estado. Según su análisis, la presión impositiva provincial se subió porque "lo que las provincias no reciben por coparticipación, incrementan sus tasas para mantener el nivel de gastos".

Para Argañaraz el eje central está en el gasto público: "Mientras no haya cambios al respecto, no va a haber cambios en los impuestos" y dijo que "cada nivel de gobierno actúa como si el contribuyente fuera exclusivo suyo".

A su turno, el presidente del departamento de Política Fiscal de COPAL, Fernando Guntern, presentó las propuestas en materia impositiva publicadas en un libro de la entidad y mencionó entre ellas la necesidad de volver al ajuste por inflación en el Impuesto a las Ganancias, así como adecuar la alícuota efectiva a los niveles de la región.

En cuanto al impuesto al cheque, explicó que la propuesta incluye llegar a que gradualmente se compense 100% con distintos impuestos y Seguridad Social, en tanto que planteó que Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta debería eliminarse.

Respecto de Ingresos Brutos, dijo que se debería establecer una alícuota no superior al 1% y beneficios adicionales para pequeñas y medianas empresas. Guntern consideró que sería imprescindible la "unificación de regímenes de recaudación de tributos provinciales y municipales".

Fuente: IProfesional