Crecen 30% los juicios contra el régimen de ART

Alertan que el aumento de las demandas contra la nueva normativa se trasladará al costo de las primas que pagan las empresas.

Crecen 30% los juicios contra el régimen de ART

A pesar del trabajoso acuerdo alcanzado hace menos de tres años entre el Gobierno, las cámaras empresarias y organizaciones sindicales para reformular el régimen de riesgos del trabajo e intentar poner fin a la industria del juicio montada sobre la normativa vigente, la litigiosidad contra el sistema parece incontenible y amenaza castigar duramente los costos empresarios.

Las aseguradoras del sistema anunciaron para este año un aumento exponencial de casi el 30% de nuevos juicios (unas 113 mil demandas), cuyo costo no está contemplado en el valor de las alícuotas actuales que pagan las empresas, en promedio equivalente al 3,27% de la masa salarial, por lo que la situación derivará en un incremento inminente de las tarifas de los seguros de ART.

Si bien la reforma de octubre de 2012 (Ley 26.773) logró frenar las demandas de responsabilidad civil contra las empresas, conteniendo la polémica "doble vía" que había consolidado un escenario de absoluta incertidumbre sobre los costos del sistema, en los últimos tiempos se produjo un redireccionamiento de la litigiosidad a partir de interpretaciones judiciales de la nueva normativa. Así, lejos de disminuir, los juicios contra el régimen de ART continuaron aumentando: en 2013 la suba alcanzo un 22 % (78.518 demandas), en 2014 hubo un incremento de 13% (88.567 demandas) y para este año la cantidad de nuevos juicios superará el 28%, con 113.017 presentaciones estimadas.

Para Mara Bettiol, titular de la Unión de Aseguradoras de ART (UART), la nueva litigiosidad se explica por "la disparidad de criterios en las pericias e interpretaciones judiciales sui generis de la nueva normativa vigente". "Así a mayor disparidad más judicialización", advirtió a El Cronista.

El fenómeno tiene lugar, además, en el contexto de un marcado mejoramiento en los indicadores del sistema que en la actualidad brinda cobertura a casi 10 millones de trabajadores registrados. Por una parte, la cantidad de accidentes laborales se redujo en un 30% y la proporción de trabajadores fallecidos cayó un 65% a partir de la implementación de nuevos programas de prevención, en tanto que se incrementaron en cerca del 300% las prestaciones dinerarias e indemnizaciones de sistema, que alcanzan un piso de $ 1,4 millón en el caso de fallecimiento. "La paradoja en su máxima expresión", definió la titular de la UART.

La situación ya genera inquietud en el sector empresario por el efecto directo del aumento de los juicios sobre el costo de los seguros de ART. Con la implementación de los cambios de la ley 26.773, en noviembre de 2012 el valor de las alícuotas promedio del sistema se elevó de 2,77% a 3,07% de la masa salarial con el objetivo de financiar el fuerte aumento de las indemnizaciones por accidentes, la herramienta a la que decidieron recurrir en conjunto el Gobierno, empresas y gremios para intentar frenar la catarata de juicios contra el régimen y poner fin a la doble vía.

Por la actualización anual de los montos indemnizatorios mediante el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) el valor de las primas se ajustó hasta alcanzar actualmente el 3,27% de la masa salarial. Ese incremento, sin embargo, no contempla el financiamiento de los nuevos juicios contra el sistema, lo que tarde o temprano se trasladará a los costos de las empresas.

Desde las aseguradoras advirtieron que la solución a la nueva industria del juicio contra el sistema "está dentro del Poder Judicial". En esa línea reclaman una "unificación de criterios y aplicación adecuada de la ley por parte de las instancias judiciales superiores" para evitar mayores sobrecostos sobre el sector productivo.

Fuente: IProfesional