Salario mínimo, vital y móvil

El nuevo salario mínimo vital y móvil aumentó un 28,5 por ciento y se estableció en 6060 pesos.

Salario mínimo, vital y móvil

El Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil estableció esta noche el salario mínimo en 6060 pesos, lo que representa un incremento del 28,5 por ciento, y se pagará en dos partes: un 18, 5 a partir del 1 de agosto próximo y el restante 10 por ciento a partir del 1 de enero del año 2016.

Así lo anunció el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, al término del encuentro de representantes de los trabajadores, las patronales y el Estado.

Tomada expresó su orgullo “de presidir por decimosegunda vez consecutiva el Consejo del Salario” y sostuvo que “este Consejo lo hemos construido entre todos y se ha consolidado como una institución para el trabajo argentino y sus trabajadores”, y agregó que “queda una institución hacia adelante que seguramente se profundizará y mejorará, pero hemos dejado la semilla plantada”.

“Hace ocho años que tenemos el privilegio que la reunión la cierre la Presidenta de la Nación. La presencia de la Presidenta en el Consejo del Salario demuestra la importancia del trabajo para nuestro Gobierno”, afirmó el titular de la cartera laboral.

Tras haberse alcanzado el acuerdo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se incorporó a la mesa de reunión y habló para destacar el cumplimiento del mandato constitucional de realizar anualmente las reuniones del Consejo que establezca el salario mínimo vital y móvil.

La Presidenta, también acompañada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, destacó que con esta mejora, la suba del salario mínimo en los últimos 12 años alcanzó 2930 por ciento.

Durante su alocución, Cristina Kirchner también se refirió a la necesidad de abordar soluciones para las economías regionales, que sufren las consecuencias de la caída de precios internacionales de los commodities, y sostuvo que el Estado debe idear “una intervención con nuevos instrumentos” que tengan en cuenta el tipo y el volumen de producción.

Asimismo, insistió en que se debe aumentar el esfuerzo para “reducir el trabajo no registrado” y analizar la forma de “conformar el consejo económico social en un mundo que va a ser cada vez más difícil”.

“A partir de mañana los trabajadores argentinos percibirán el mejor salario de la Región”, destacó.

Durante el cierre del encuentro, en el que Tomada realizó el anuncio sobre el acuerdo, hablaron también el Presidente de COPAL Daniel Funes de Rioja;  el Secretario Adjunto de la CTA,  Pedro Wasiejko, y el Secretario General CGT, Antonio Caló.

Asimismo, la mandataria señaló que "este fue el gobierno que puso en funcionamiento "este instituto de carácter constitucional que es el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil"; destacó también que en los últimos doce años "no hubo necesidad de laudo estatal", refiriéndose a la capacidad del Estado de fijar unilateralmente el piso salarial.
 
"Esto nunca sucedió en estos doce años, la negociación siempre funcionó porque el objetivo es que haya acuerdo", subrayó.
 
Se refirió también al contexto económico global, y sostuvo que el monto del salario mínimo "se puede refractar con los índices que se les ocurran y no va a haber en el mundo un aumento del poder adquisitivo de las características, entidad, y envergadura que se ha logrado en estos doce años".
 
"Lo que hemos preservado es uno de los vectores fundamentales, que es el mercado interno, sosteniéndolo a través del consumo", agregó la Jefa del Estado y expresó: "Hay que inyectar recursos porque primero se debe generar la demanda y después la oferta, nadie invierte en un país si no tiene la certeza de que van a comprar sus productos".
 
La Presidenta señaló además que "el propio crecimiento hace crecer las expectativas de la sociedad y va generando más demandas y tensiones", y que "no hay que tenerle miedo a estas tensiones".
 
"Llevamos siete años de crisis mundial, nuestros principales socioes no están creciendo, y que se realice este Consejo es inédito en el mundo, así como la presencia de un presidente en él también", afirmó Cristina y agregó: "Estas son políticas importantes para un presidente de la República, que los trabajadores y el sector patronal puedan ponerse de acuerdo".
 
Asimismo advirtió al sector empresarial que "cuando entiendan que el tema no es vender de a un producto caro, sino miles a un precio accesible, entenderán que esa es la clave de la economía y el capitalismo", y subrayó: "Estamos en un momento muy particular del capitalismo porque quieren sostener el sistema restringiendo el consumo".
 
"Hoy en los Estados Unidos el 1% de la población tiene el 43% del PBI, yo creo que situaciones como esta no son sustentables en el tiempo", aseguró y afirmó: "Debemos reaccionar para seguir sosteniendo y profundizando este modelo".
 
Por otra parte, la Presidenta se refirió a las economías regionales y explicó que "sus problemas no pueden ser tomados uniformemente", a la vez que detalló que cada vez que el dólar estadounidense cotiza en alza, el precio de los commodities baja.
 
"Por eso debemos seguir sosteniendo la reindustrialización y el agregado científico y tecnológico, esto es imprescindible, no podemos reprimarizar nuestras exportaciones", afirmó la Presidenta.
 
La Mandataria señaló que "el fenómeno de la concentración en la economía se da también al nivel de las economías regionales, donde pequeños y medianos productores reciben un precio mucho menor por sus productos"; "por eso no puede haber medidas uniformes, hay que ir sector por sector viendo cómo se integran las cadenas".
 
"Hay que cambiar conjuntamente con el mercado, tenemos que comprender que el tema de la inclusión no se trata sólo de los sectores vulnerables, cuando hablamos de inclusión es algo más amplio porque incluye al sector empresarial a través de la incorporación al consumo de los sectores más vulnerables", abundó Cristina.
 
Por último, la Presidenta felicitó al sector empresarial y a los representantes de los trabajadores por el acuerdo alcanzado y destacó que se trata del "mejor salario de la región, esto pueden compararlo con todos lo índices que quieran".
 
"Creo que hemos hecho una buena tarea, todavía falta, hay que reducir el trabajo no registrado, y debemos trabajar en la posibilidad de conformar el Consejo Social Económico, porque el mundo va a ser más dificil y va a ser necesario un mayor diálogo y distintos acuerdos para que la máquina no se detenda y siga funcionando", finalizó.
 
A su vez, el presidente de COPAL, Daniel Funes de Rioja, celebró el acuerdo alcanzado y sostuvo que "nos queda pendiente la creación de un Consejo Económico Social, porque este ejercicio está dando pruebas de un diálogo, ojalá podamos seguir construyendo un diálogo social que pueda generar otro tipo de iniciativas en el mundo de la producción y el trabajo".
 
Luego, el secretario adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko, afirmó que "es inédito un período tan prolongado de paritarias y debate acerca del salario mínimo, para nosotros es un grna honor haber participado de esta clase de diálogo social".
 
Por último, el secretario general de la CGT, Antonio Caló, sostuvo que "logramos mucho en estos doce años, logramos mejorar, atravezamos épocas muy difíciles y todos hemos progresado, en estos años de inclusión social la gente está mucho mejor".

Fuente: Secretaría de Comunicación Pública