El poder disciplinario del empleador

Por: Dr. Honorio Alberto Díaz

Deberes, derechos y límites de su ejercicio.

El poder disciplinario del empleador

El poder disciplinario que posee el empleador en el contrato de trabajo es una consecuencia natural de un conjunto de facultades. Esa atribución deriva de su derecho de dirección, de la capacidad reglamentaria y de la facultad de control. En consecuencia puede afirmarse que un plexo normativo sustenta el poder disciplinario.

Cumple, como función básica, proteger el funcionamiento adecuado de la empresa y establecer un modo de corrección de la conducta del trabajador. La causa de la sanción se encuentra en el incumplimiento doloso o culposo por parte del empleado de alguno de los deberes propios de su tarea. Por lo tanto solo se justifica la aplicación de la sanción cuando está fundada en la razonabilidad y la funcionalidad.

Ver texto completo: Colaboración Técnica 260215

Fuente: Dr. Honorio Alberto Díaz