Producción de las PyMES industriales

La producción de las PyMEs industriales cayó 7,7% en diciembre frente a igual mes de 2013 y finalizó el año con una baja anual de 5,5%.

Producción de las PyMES industriales

En diciembre la industria cayó por 17 meses consecutivos. Así, 2014 finalizó con la actividad industrial en plena retracción y para el 81,6% de las industrias PyMES cerró como un año ‘regular’. En materia de precios, los costos industriales promedio subieron 33,5% en 2014. Como dato alentador, en diciembre se activaron nuevos proyectos de inversiones, aunque habrá que esperar que la coyuntura permita concretarlos.

La producción de las Pequeñas y Medianas Industrias cayó 7,7% en diciembre frente a igual mes de 2013 y finalizó el año con una baja anual de 5,5%. La de diciembre fue la segunda tasa de caída más acentuada de los últimos 17 meses, cuando se inició el actual ciclo bajista. En la comparación mensual, se registró un incremento de 1,8%.

Así surge de la Encuesta Cualitativa Industrial mensual de CAME realizada entre 250 industrias medianas y pequeñas del país. En diciembre, el 70,4% de las firmas relevadas retrajo su producción en la comparación interanual y otro 7,8% la mantuvo sin cambios, lo que marca que prácticamente 8 de cada 10 industrias continúan afectadas por el contexto recesivo.

Para 2015, al estimar la evolución de su producción, la mayoría de las industrias consultadas no espera grandes cambios en la tendencia actual, al menos en los próximos seis meses. Sin embargo, al calificar cómo espera que sea el año, si bien los industriales anticipan que serán meses difíciles, prevalece una visión algo más optimista de lo que fue 2014.

Un dato positivo en diciembre, es que hubo más industrias con planes de inversión: un 17,2% de los industriales consultados tiene previsto poner en marcha nuevos proyectos en 2015 y otro 10,8% lo está evaluando. Las inversiones se destinarán a adquirir nuevas maquinarias, o mejorar la infraestructura, pero habrá que esperar que el contexto permita ejecutarlos.

Por sectores, el comportamiento en diciembre fue similar a noviembre pero con bajas más acentuadas. Los que más cayeron en la comparación anual fueron: ‘Material de Transporte’ (-15,9%) ‘Productos electro-mecánicos e informática’ (-13,1%), ‘Productos de metal, maquinaria y equipo’ (-11,2%), ‘Productos de caucho y plástico’ (-10,5%), ‘Productos de Madera y muebles’ (-8,8%) y ‘Productos químicos’ y ‘Calzado y marroquinería’, ambos con una baja anual de 6,5%.


Los principales resultados de la encuesta de diciembre fueron:

  • Subió significativamente la cantidad de PyMES del panel con caídas anuales en sus niveles de producción: de 53,5% en octubre, a 62,5% en noviembre y alcanzando el 70,4% en diciembre. De las 250 empresas relevadas, 175 declararon variaciones anuales negativas en sus niveles de producción.

  • Como dato positivo, hubo más empresas en alza: 20,4% frente al 17,5% de noviembre y a sólo 10,5% en octubre, aunque se trata igualmente de poca cantidad de empresas, lo que marca la extensión de la recesión que están atravesando algunos sectores y algunas empresas puntualmente. 

  • Para los próximos meses, las expectativas se mantienen estables, pero la mayoría de las industrias consultadas no vislumbra un panorama de recuperación. Efectivamente, consultadas sobre la evolución esperada en la producción de su empresa para el primer semestre de 2015, el 89,2% de las industrias cree que la producción se mantendrá en los niveles actuales, y sólo un 10,8% espera aumentos. Como aspecto positivo, nadie espera que la actividad se continúe deteriorando.

  • En 2014 la rentabilidad fue un tema de equilibrio permanente. Es que muchas industrias venían de dos años (2012 y 2013) con esa variable al límite y 2014 las obligó a trabajar en su recomposición. No fue un año fácil, porque con las ventas en baja, y sin demasiado resto financiero para darle eficiencia a los negocios, los grados de acción para implementar cambios fueron reducidos. Pero las empresas activaron diversas estrategias para sostenerse en el mercado, ya sea buscando nuevos proveedores, entrando en nuevos nichos, o encontrando formas de captar clientes. Aun así, en el último mes del año, sólo el 45,2% de las industrias relevadas reportaron niveles de rentabilidad positiva, en cambio el 39,2% tuvo rentabilidad nula y el 15,6% rentabilidad negativa.

  • En general, en 2014 las industrias trasladaron la mayor parte de sus incrementos de costos a los precios de venta de sus productos. En promedio, las industrias del panel informaron subas de costos de 33,5% en el año y un traslado a precios del 29,2%.

 

  • En el balance anual, a la hora de calificar cómo le fue en el año a la empresa, el 81,6% de los industriales respondió la opción ‘regular’, contra sólo 10,4% que calificó al 2014 como ‘bueno’ y otro 4% como ‘muy bueno’. 

  • Para 2015, en cambio los adjetivos son levemente más alentadores. Si bien al cuantificar la evolución esperada en su producción, 9 de cada 10 industrias consultadas sostiene que no habría cambios en los próximos seis meses y que 2015 será difícil, un 28,4% de las industrias dice que 2015 podría ser un año ‘bueno’ (cuando sólo 10,4% calificó de ‘bueno’ al 2014), y otro 22% prefiere no calificarlo aún.


  • En cuanto al comportamiento del empleo, la proporción de empresas que estuvo realizando despidos en el mes se mantuvo en niveles relativamente normales para el nivel de rotación que ha venido mostrando el mercado de trabajo en la industria PyME (7,2% en diciembre). Pero se repiten dos datos negativos ya observados en octubre y noviembre. Uno, es que el porcentaje de empresas que incorporan personal es prácticamente nulo (apenas 0,8% de las industrias consultadas declaró incorporaciones en diciembre). Y el otro, es que el 20% de las empresas del panel no contestaron a la pregunta sobre el empleo. Ese comportamiento se comenzó a visualizar en la encuesta de octubre, y se profundizó en noviembre y diciembre.

  • Sobre la evolución del empleo en 2015, las respuesta son similares a 2014: sólo 1,6% tiene previsto incorporar personal, 6% dice que reducirá, 58% que sostendrá el empleo, y un 34,4% no contesta a la pregunta, lo que de alguna manera refleja el grado de incertidumbre que prevalece, aún cuando el industrial trata de manejarse con una visión optimista sobre el futuro del país.

     

     

  • En cuanto a la inversión, una variable determinante del ciclo productivo, en diciembre se observó un pequeño repunte en las intenciones de desarrollar nuevos proyectos sobre lo que se declaró en noviembre.

  • Así, si en noviembre sólo 12% de los industriales señaló que tenía previsto realizar nuevas inversiones en 2015, en diciembre ese porcentaje fue 17,2%. A su vez, un 10,8% dijo estar evaluando la posibilidad de invertir, cuando en noviembre sólo 2,5% de los industriales estaba evaluando realizar nuevas inversiones.

  • Las inversiones previstas hasta el momento se destinarán mayormente a adquirir nuevas maquinarias, a incorporar nuevos productos a la empresa, o ampliar la infraestructura.
     
  • De todos modos, la proporción de industrias con intensión inversora sigue siendo baja y no resuelve la escasez de inversión productiva que muestra la Argentina. Sobre todo teniendo en cuenta que el 48,4% de las industrias consultadas sostienen que necesitarían realizar nuevas inversiones, en la mayoría de los casos para mejorar la eficiencia y la competitividad, dos condiciones que les permitirían afrontar mejor el ciclo recesivo actual.

Fuente: CAME