Vacaciones: operativo contra el empleo en negro

A través de los Indicadores Mínimos de Trabajadores, el organismo de recaudación pondrá la lupa en los principales puntos turísticos del país.

Vacaciones: operativo contra el empleo en negro

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) trabaja contrareloj para poner en marcha un fuerte operativo para combatir el empleo en negro durante las próximas vacaciones de verano.

Puntualmente, el organismo a cargo de Ricardo Echegaray se apoyará -entre otras normas- en el Indicador Mínimo de Trabajadores (IMT) que ya rige las siguientes actividades: complejos turísticos de cabañas o bungalows, guarderías naúticas, pizzerías, bares y confiterías.

El IMT señala la cantidad de dependientes requeridos por cada unidad de obra o servicio, según la actividad de que se trate, durante un período establecido.

Desde el fisco nacional defienden la implementación de "valores criterio" objetivos ya que permiten establecer la dotación mínima de personal necesario para concretar un cierto trabajo y constituyen el mecanismo que abre las puertas para calcular las cargas sociales que tendría que ingresar mes a mes cada empresa.

Vacaciones en blanco

Como primer ítem, el organismo de recaudación avanzará sobre complejos turísticos de cabañas o bungalows.

La AFIP considera complejo turístico a aquellos establecimientos que brinden servicios de alojamiento temporario en 3 o más unidades independientes con espacio abierto común.

A fin de establecer el IMT, se toma en cuenta en qué momento del año se realiza la inspección:

  • Temporada bajaUn trabajador cada 4 cabañas (incluye recepcionista, administrativo, conserje, mucama, peón general, peón de cocina, peón de mantenimiento y personal de lavandería).
  • Temporada altaDos empleados por cada 4 cabañas, más uno por cada 3 cabañas adicionales.

En relación a los bares y confiterías, la AFIP estableció distintos criterios. Si se trata de bares y confiterías sin servicio de comidas, rigen las siguientes pautas:

  • Tres dependientes por turno de 8 horas (incluye cocinero, ayudante de cocina, bachero, lavacopas, cajero y trabajadores de mostrador). Más uno en salón cada 15 mesas (mozo).

En tanto, si se trata de bares y confiterías con servicio de comidas:

  • Cuatro asalariados por turno de 8 horas. Más uno en salón cada 10 mesas (mozo).

Asimismo, para bares y confiterías con franquicias -Café Gourmet (sin cocina, sólo con horno eléctrico)- rigen las siguientes pautas:

  • Dos empleados por turno de 8 horas (incluye cocinero, ayudante de cocina, lavacopas, cajero y trabajadores de mostrador). Más uno en salón cada 20 mesas (mozo).

Similar situación se da con las pizzerías. Al respecto, el fisco nacional estableció las siguientes pautas para las pizzerías y café, con servicio de comidas:

  • Un trabajador por cada 5 mesas disponibles al público, por turno de 8 horas (incluye pizzero, cocinero, bachero, cajero y personal de mostrador y salón).

Por su parte, las que no poseen servicio de comidas deben respetar el siguiente IMT:

  • Un dependiente por cada 7 mesas disponibles al público, por turno de 8 horas (incluye pizzero, bachero, cajero y personal de mostrador y salón).

A su vez, las pizzerías con autoservicio deben atenerse a:

  • Un asalariado por cada 14 mesas disponibles al público, por turno de 8 horas (incluye pizzero, bachero, cajero y personal de mostrador).

Por último, la AFIP estableció los IMT para las guarderías naúticas. Para el caso de guarderías con capacidad de más de 600 espacios para la guarda de embarcaciones se establece la siguiente pauta:

  • Un dependiente por cada 35 espacios para la guarda de embarcaciones (incluye operadores de elevador, operadores de amarras, administrativos, personal de mantenimiento, de seguridad y de limpieza).

Fuente: IProfesional