PBA

Juicio tributario electrónico

ARBA prevé cuadriplicar las causas a través de este sistema que ya comenzó a utilizarse en forma de prueba.

Juicio tributario electrónico

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) va a llevar a juiciosólo a grandes contribuyentes, pero mediante la implementación de un nuevo "juicio tributario electrónico".

Esto irá de la mano de planes de pago también permanentes para ofrecerles a los deudores judiciales oportunidades de regularizar su situación ante de llegar a la sentencia de cobro.

ARBA prevé llevar los 30.000 procesos de juicios de ejecución fiscal que proyecta para este año a 120.000 expedientes el año próximo gracias a la digitalización de los procesos desde el inicio del trámite internoentre el organismo, la Fiscalía de Estado, la Suprema Corte Bonaerense –que sortea la causa– y el juzgado contencioso administrativo federal.

Pero, mediante la firma digital, también los embargos van a ser electrónicos y mucho más veloces desde 2015, un año electoral.

Para implementar este sistema que llevará de 4 meses a 4 días todo el esquema de sorteo y puesta en marcha de un juicio de recupero de deudas hasta que el juez finalmente libra notificación al contribuyente en mora, hoy se firmará un acuerdo entre la Agencia de Recaudación, la Suprema Corte de Justicia y la Fiscalía de Estado. Consiste en la digitalización completa de las actuaciones y se basa en la firma digital.

Esas actuaciones previas al inicio real del juicio, tan engorrosas, son las que ahora se digitalizarán por completo, terminando con una larga y compleja serie de envíos de cédulas en papel entre ARBA, la Procuración, la Corte y los juzgados.

Al acortar de meses a días los trámites en los estrados judiciales, se multiplicará por cuatro, según las expectativas de Iván Budassi, el titular de ARBA, la aptitud del organismo de llevar deudores a ejecución fiscal para intentar recuperar lo que deben al erario público.

Hasta ahora, las posibilidades fácticas de los abogados de ARBA para gestionar causas con complicados trámites judiciales hacían que la Agencia sólo llegará a llevar a los tribunales a grandes deudores, pero en adelante se achicará el monto de la mora que se gestionará ante la Justicia, informaron fuentes del organismo.

De todos modos, para ARBA el beneficio del esfuerzo de iniciar el camino de una cobranza judicial no pasa tanto por el trámite en el juzgado y obtener una sentencia de cobro, sino por convencer al contribuyente para que ingrese en algún plan de pago de los que se ponen en vigencia en forma permanente.

Los contribuyentes de la provincia de Buenos Aires pueden acogerse a un plan de pagos hasta después de declarado el embargo.

Este año, los planes de pago de ARBA representarán el segundo rubro en el total de la recaudación provincial, detrás del Impuestos sobre los Ingresos Brutos que es el gravamen que más recauda.

Según fuentes de la Agencia, entre el 80% y el 90% de los deudores llevados a juicio se acogen a un plan de pagos para regularizar su situación.

La puesta en marcha del juicio tributario electrónico se hará por etapas. Ya comenzó a utilizarse en forma de prueba piloto en el departamento judicial de San Nicolás, y a partir de las próximas semanas se generalizará al resto de la provincia.

Fuente: IProfesional