Convenio fiscal con Suiza

El nuevo convenio, suscripto el 20 de marzo pasado, alienta las inversiones entre ambos países según el titular de la AFIP.

Convenio fiscal con Suiza

El Administrador Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray expuso ante las comisiones de Relaciones Exteriores y de Presupuesto y Hacienda del Senado, los alcances del acuerdo sellado entre la Argentina y Suiza, en marzo pasado, para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre renta y sobre patrimonio. En el encuentro, el funcionario evaluó que el acuerdo “brinda un escenario favorable para las inversiones, en un marco de certidumbre y seguridad jurídica para las políticas de Estado”.

En su exposición, el titular de la AFIP puntualizó que en la Argentina hay cerca de 70 empresas suizas que otorga empleo directo a 23.260 personas y que en el último año facturaron más de $ 30.000 millones. Suiza es el 6º inversor directo en el país y es el tercer destino de las inversiones financieras de los residentes argentinos.

La Argentina cuenta con 16 convenios para evitar la doble imposición y 26 acuerdos de intercambio de información tributaria. Además, el Acuerdo Multilateral de la OCDE le permite intercambiar información con 81 estados.

“El acuerdo promueve el compromiso de Argentina y Suiza hacia la transparencia fiscal y la lucha contra la evasión”, evaluó Echegaray en el Salón Arturo Illia del Senado de la Nación.

El nuevo acuerdo elimina la cláusula de la Nación más favorecida, es decir, que si la Argentina firma un convenio similar con otro Estado en mejores condiciones, esos requisitos no se aplican a Suiza. En tal caso se tendrá que renegociar. “Esta cláusula es fundamental para la transparencia y seguridad jurídica”, destacó Echegaray.

Este convenio incluye la potestad para la Argentina de aplicar retenciones por pagos de regalías a empresas suizas.

Además contempla la posibilidad de que la Argentina grave los elementos del patrimonio que se hallen dentro del territorio soberano de la Nación y sean de titularidad de un residente de la Confederación Suiza.

El administrador federal recordó que la Argentina tenía un convenio suscripto con Suiza en 1997, que dejó de aplicarse en enero de 2012 ya que generaba efectos impositivos desfavorables al país porque no permitía la aplicación de retenciones en la fuente por regalías. “En este aspecto se detectaron transacciones de triangulación que daban lugar a abusos de las disposiciones del convenio”, describió el titular de la AFIP.

A diferencia del acuerdo anterior, Echegaray destacó que en este convenio “el cruce de información se llevará a cabo en línea con el estándar internacional y el trabajo que se viene realizando en el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información” y agregó “esto permitirá a la AFIP obtener datos de las inversiones financieras de argentinos en Suiza y de las operaciones de comercio exterior de exportadores argentinos que utilizan a empresas de Suiza como intermediarios o traders comerciales”.

Además incorpora una cláusula general “anti–abuso” a través de un Memorando de Entendimiento donde se establece que los beneficios del nuevo convenio no serán reconocidos en casos de abuso del mismo.

“Esta clausula le permite a la AFIP limitar los beneficios del convenio cuando se considere que hay un uso abusivo como por ejemplo mediante la estructuración de planificaciones fiscales nocivas”, puntualizó Echegaray.

A partir de su entrada en vigor, el convenio tendrá efecto parcialmente retroactivo de forma tal de no afectar excesivamente las inversiones genuinas.

Echegaray había suscripto el acuerdo en Berna el 20 de marzo pasado con el secretario para Asuntos Financieros Internacionales de la Confederación Suiza, Jacques de Watteville.

En su momento, De Watteville expresó que una vez ratificado por los parlamentarios de ambos países “no habrá secreto bancario ni fiscal” entre la Argentina y Suiza.

Fuente: AFIP