Se promulgó la Ley de moratoria previsional

La norma prevé incorporar unas 500 mil personas que reúnen la edad exigida para jubilarse pero no pudieron completar los 30 años de aportes.

Se promulgó la Ley de moratoria previsional

La Ley de moratoria previsional fue promulgada hoy, a través de un Decreto firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La norma prevé incorporar unas 500 mil personas que reúnen la edad exigida para jubilarse pero no pudieron completar los 30 años de aportes.

Hoy, fue promulga la Ley que pone en funcionamiento el plan de regularización de pagos, que había sido adelantada ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un acto en la Casa Rosada.

A través del Dto. 1.556/14, publicado hoy en el Boletín Oficial y firmado por la jefa del Estado, se oficializó el texto de la norma sancionada el 27 de agosto pasado por el Congreso con amplio consenso.

La moratoria está dirigida a los trabajadores monotributistas o autónomos que, por su situación patrimonial o socioeconómica, no puedan acceder a otros regímenes de regularización vigentes.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó esta mañana que la promulgación de la Ley de inclusión previsional permitirá que se logre “la meta de inclusión cercana a las 500 mil personas en condiciones de jubilarse, con 60 años para la mujer y 65 años para el hombre”.

Hizo notar que los trámites se podrán realizar “sin ningún tipo de asesor ni intermediario, a través de las bocas de acceso que tiene la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) en todo el país, con un mecanismo que permite garantizar el ciento por ciento de cobertura previsional en la Argentina”.

Según la norma, la Anses en forma previa a determinar el derecho a una prestación previsional, realizará las evaluaciones sobre la base de criterios objetivos para asegurar el acceso al régimen de las personas que presenten mayor vulnerabilidad.

La nueva Ley de moratoria, dirigida a quienes ya tienen la edad para acceder a la jubilación (60 años en el caso de las mujeres y 65 en el caso de los hombres) o la cumplan en los dos años próximos de vigencia de la norma, permitirá regularizar los aportes por el período que va desde 1993 al 2003, con un plan de pagos de 60 cuotas, que serán descontadas del haber previsional.

El valor de las cuotas se va a ajustar según la evolución del índice de movilidad previsional, el guarismo utilizado para determinar los aumentos de haberes de marzo y septiembre de cada año.

En forma paralela a la promulgación de la ley 26.970, la Anses publicó hoy en los diarios un aviso con los cuatro pasos a seguir por los interesados a ingresar a la nueva moratoria.

Para solicitar turno y así iniciar el trámite, el organismo que conduce Diego Bossio dispuso cuatro vías: a través de la web www.anses.gob.ar; enviando un mensaje de texto al número 26737 con la palabra MORATORIA, el número de DNI y especificando si el sexto es masculino o femenino con las letras M o F; comunicándose al 130 o acercándose a una de las oficinas de Anses.

Una vez cumplido este trámite, el interesado será convocado a presentarse a alguna de las delegaciones de la Anses, donde recibirá atención personalizada y gratuita.

Luego, el futuro titular de la jubilación deberá realizar el pago de la cuota inicial, que podrá hacerse en bancos y entidades habilitadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

Finalmente, la persona será notificada si se le otorgó la jubilación a través de SMS, correo electrónico y un llamado telefónico.

Capitanich agregó hoy, en su habitual conferencia de prensa matutina, que este es un logro “extraordinario” pues la Argentina “es el primer país en América latina con los mejores estándares de inclusión previsional” y también “a nivel mundial”.

El Jefe de Gabinete manifestó además que muestra una política activa del Estado en materia de seguridad social y señaló que en el año 2003 la cobertura previsional alcanzaba al 60 por ciento de la población.

Destacó el esfuerzo que significa “aumentar un 40 por ciento de cobertura en un período de once años, lograr la cobertura universal; es una transformación extraordinaria”, dijo y agregó que “el sistema de seguridad social se financia en un 60 por ciento con aportes y contribuciones, logrados con más empleos y mejores salarios y un 40 por ciento con financiamiento del sistema tributario, en el que el impuesto a las Ganancias es el principal por el efecto redistributivo que tiene”.

Fuente: Secretaría de Comunicación Pública