PBA

Cámaras antievasión en restaurantes bonaerenses

El tema abre una polémica que ya se instaló en la calle. ¿Se puede avanzar con la instalación de cámaras de ARBA en otros comercios?

Cámaras antievasión en restaurantes bonaerenses

La Agencia de Recaudación de la Provincia instalará cámaras dentro de restaurantes para monitorear el movimiento que tienen y deducir, a partir de esos registros fílmicos, si lo que declaran impositivamente es correcto o no.

El tema abre una polémica que ya se instaló en la calle. ¿Se puede avanzar con la instalación de cámaras de ARBA en otros comercios? Y si se lo hace en los comercios ¿también se podría hacer lo mismo en estudios profesionales o en consultorios de psicólogos? ¿Cómo se traza el límite? ¿Podría esta medida dar lugar a impugnaciones judiciales?

El abogado tributarista Julián Risso es uno de los que planteaba ayer al diario El Día de La Plata estos interrogantes. “Un principio básico de cualquier polìtica tributaria es el de la equidad y el tratamiento igualitario frente a la ley. ¿Por qué se controlaría con cámaras de vigilancia a los restaurantes y no a los consultorios de los psicólogos por ejemplo? Es una pregunta que podría marcar una discriminación contra un determinado universo de contribuyentes”, arriesgó.

ARBA piensa estrenar este sistema con una prueba piloto de 15 días. Las cámaras se instalarán en las entradas de los locales para ver cuánta gente atienden y así controlar la facturación. El dueño de un restaurante platense sumaba ayer otro interrogante. ¿Cuál es la cuenta que van a sacar para calcular la facturación en base a la cantidad de gente que entra al local? Una mesa de cuatro puede tener una cuenta de 350 pesos o de 2.000 pesos, según qué coman y qué bebidas tomen. Está claro que cantidad de clientes no es un indicador muy justo para calcular facturación...”, afirmó.

Hace unos años, desde el mismo organismo se había impulsado la idea de hacer controles dentro de los hoteles alojamiento. Aquellas vez ya hubo polémica y la medida -al menos concebida como un tipo específico de control a esos establecimientos- quedó en la nada. Las cámaras también abren un debate sobre el derecho a la intimidad. ARBA asegura que el sector gastronómico es uno de los que registra mayores niveles de evasión.

Fuente: IProfesional