Ganancias y el poder adquisitivo de los salarios

La inflación y Ganancias generan pérdidas de hasta un 12% en el poder de compra según un reciente estudio realizado por el IARAF.

Ganancias y el poder adquisitivo de los salarios

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) realizó un análisis para determinar el poder adquisitivo de los empleados teniendo en cuenta el pago del Impuesto a las Ganancias y el nivel de inflación pronosticado y determinó que existirá una pérdida de hasta 12 por ciento.

El informe detalla que suponiendo que el año 2014 cierra con un escenario de inflación anual cercana al 40% y que los salarios nominales aumentan en promedio un 30%. En este caso, destacaron que “la pérdida del poder adquisitivo del salario sería cercana al 7%”.

Luego, establecieron el valor que los dependientes reciben en el bolsillo luego del pago del tributo. Para ello, analizaron la situación de los trabajadores que recibieron en 2013 sueldos que superaron el mínimo fijado por el decreto 1242.

En concreto, tuvieron en cuenta que los asalariados recibieron entre $16.000 y $25.001 brutos y están casados (cuya cónyuge no obtuvo ingresos) y tienen dos hijos. Además, consideraron el Sueldo Anual Complementario (SAC).

Al respecto, el informe determina que “se aprecia un fuerte aumento de la incidencia del Impuesto a las Ganancias en el salario neto, para todos los casos de ingresos brutos mensuales considerados”.

Como resultado, aquellos dependientes que recibieron ingresos de $16.000 brutos tendrán una pérdida del poder adquisitivo del 9,6%, mientras que los que obtuvieron $25.001 brutos sufrirán una quita del 12 por ciento.

En el medio, quienes cobren sueldos de $18.000, $20.000 y $22.000 brutos recibirán un detrimento en sus salarios del 9,9%, 10,2% y 10,5%, respectivamente.

Fuente: IProfesional