CNV

Registro obligatorio de la compraventa de granos

Una resolución dispone la obligatoriedad del registro de contratos de compraventa en bolsas y mercados para mayor transparencia del comercio.

Registro obligatorio de la compraventa de granos

El secretario de Agricultura, Gabriel Delgado, y el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli, firmaron la resolución que dispone la obligatoriedad del registro de contratos de compraventa en bolsas y mercados. El objetivo es dar mayor transparencia a la comercialización.

Entre los principales puntos de la resolución se establece que todas las operaciones de compraventa (“disponible”, “contado”, “a término”, “forwards”, “a fijar”, “directas”, etc.), sobre productos y subproductos que sean subyacentes de contratos de futuros, deberán ser registradas en Mercados y en Bolsas, por intermedio de agentes inscriptos en el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA).

“Se trata de una decisión con mirada estratégica y a futuro, de ahí el trabajo mancomunado con la CNV para impulsar a los mercados granarios a incorporar la última tecnología disponible para el procesamiento de operaciones comerciales. Queremos promover la generación de información transparente y abundante para minimizar las asimetrías de información existentes en la fijación de precios, que perjudican especialmente a los productores”, destacó Delgado.

Vanoli a su vez explicó que “con la nueva norma se cumple con las recomendaciones del G20 y de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) en el sentido de avanzar hacia el registro de todas las operaciones dentro del ámbito de entidades con amplia experiencia, como son los mercados y las bolsas de cereales, y con la intervención de agentes registrados”.

Previo a la firma de la resolución, las autoridades de la Secretaria de Agricultura y de la CNV convocaron a representantes del sector privado para recibir propuestas y comentarios con la finalidad de enriquecer el proyecto.

Los funcionarios explicaron que la resolución dispone que el Estado no fijará precios, sino que éstos surgirán de la libre puja entre la oferta y la demanda. En tal sentido, la nueva regulación promueve la difusión y transparencia de precios de referencia públicos como mecanismo para superar histórico debate sobre la transparencia de los precios pizarra.

Las operaciones podrán seguir realizándose en las bolsas pero su registro, que hasta hoy era voluntario, pasa a ser obligatorio. La resolución conjunta establece que “los sistemas informáticos de los mercados y las bolsas estarán interconectados para lo cual estas instituciones realizarán convenios, auditados por la CNV y el MAGYP, para hacer más eficiente la operatoria comercial”.

Por otro lado, a partir de la entrada en vigencia de la norma las operaciones registradas en el sistema deberán contar con un análisis de calidad obligatorio. Para tal fin, la SAGYP crea el Registro de Laboratorios de Análisis de Calidad de Granos.

Este instrumento permitirá disponer de una red de laboratorios que cumplan con estándares mínimos exigidos por el sistema a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, y facilitará el pago de precios diferenciales de acuerdo a la calidad de la producción. Las cámaras arbitrales actuarán como único tribunal de apelación y en la determinación de la calidad.

Fuente: Secretaría de Comunicación Pública