AFIP se queda con mayor parte del medio aguinaldo

Por la falta de actualización de las escalas salariales de Ganancias, advierten que el fisco puede captar hasta el 58% del suplemento.

AFIP se queda con mayor parte del medio aguinaldo

En las próximas semanas, al cobrar el medio aguinaldo, los trabajadores se encontrarán con una sorpresa poco grata: verán en sus recibos un descuento mayor por el Impuesto a las Ganancias, muy superior al que ya le estaban descontando mes a mes.

Y eso pasará porque al cobrar el medio aguinaldo se produce un salto en la escala del impuesto y el trabajador pasa a pagar una tasa más alta que la que ya estaba tributando.

Por ejemplo, el que estaba alcanzado por una retención del 9%, sube al 19% y el que tributaba el 19% trepa al 27%. De ese modo, una parte sustancial del medio aguinaldo no irá al bolsillo del trabajador sino a las arcas de la AFIP, consigna Clarín. Eso sucede porque el Gobierno no ajustó este año el mínimo no imponible y, como viene pasando desde el 2000 –hace 14 años–, no actualizó las escalas salariales sobre las que se aplican las tasas del impuesto.

Así, para un ejemplo de $ 25.001 de sueldo bruto de un trabajador casado con 2 hijos, el descuento de Ganancias se llevará el 58,5% del medio aguinaldo neto.

Para un sueldo bruto de $ 22.000, Ganancias se llevará casi una tercera parte del medio aguinaldo. Y si gana $ 16.000, el monto a pagar del impuesto será equivalente al 14,3% del medio aguinaldo. En este caso, mientras entre enero y mayo, el descuento de Ganancias era de $ 57,94 por mes, en junio el descuento trepa a $ 940,65. Y si gana $ 18.000 de sueldo bruto, el descuento mensual de $ 308,92, salta en junio a 1.953,99 pesos.

El descuento por Ganancias será incluso mayor, pudiendo trepar al 70% o más del medio aguinaldo si, por los aumentos de las paritarias, en el curso de estos últimos meses esos trabajadores recibieron un aumento salarial.

Además, por el salto que produce el cobro del medio aguinaldo, en el segundo semestre, los descuentos sobre los sueldos por Ganancias serán mayores a los de la primera mitad del año.

Nadin Argañaraz, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) señaló que “las retenciones que los trabajadores sufrirán en el mes de junio (mes normal y medio aguinaldo) serán equivalentes a un elevado porcentaje del aguinaldo neto. Podrán oscilar entre el 14% y el 58% para los trabajadores casados con 2 hijos con sueldos entre $ 16.000 y $ 25.001 mensuales. Eso representará un salto muy significativo respecto a los valores que alcanzaron en los meses anteriores. Se dice que es muy significativo toda vez que el incremento en la retención sufrida será muy superior al 50% que la media cuota del aguinaldo significa en relación a la remuneración mensual normal”.

Andrés Mir, del IARAF, agregó que “esta situación será más adversa para el trabajador que tuvo en los últimos aumentos salariales. Porque, además del impacto normal que la mayor remuneración mensual por el medio aguinaldo produce sobre el cálculo de las retenciones al personal, impactarán plenamente los incrementos nominales de salarios que comenzaron a percibirse en marzo y abril. Esos aumentos no fueron acompañados por un ajuste similar en los mínimos y demás deducciones. En consecuencia salarios de similar poder adquisitivo a los del año pasado deberán tributar una tasa efectiva del impuesto superior”.

El Gobierno está empecinado en no actualizar las bases imponibles de Ganancias porque eso le permite contar con una recaudación extra en detrimento de 1,5 millón de asalariados de sueldos medios y altos. Y también de otro medio millón de autónomos que tienen una presión tributaria de Ganancias todavía más alta.

Fuente: IProfesional