Ventas minoristas: cayeron 7,2% en marzo 2014

Las cantidades vendidas por comercios minoristas registraron en marzo un descenso del 7,2% en comparación al mismo período del año pasado.

Ventas minoristas: cayeron 7,2% en marzo 2014

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas volvieron a caer fuerte en marzo, al registrar un descenso del 7,2% en comparación al mismo período del año pasado. Hay que remontarse a octubre de 2009 para encontrar una tasa de caída anual mayor a la actual.

Es el tercer mes consecutivo en que las ventas se desploman, ante una demanda que muestra algunos síntomas de debilitamiento, y que a la vez, se mantiene expectante esperando que los precios de algunos productos se acomoden, o que vuelvan las facilidades de financiamiento.

Todos los rubros que componen la canasta de bienes y servicios relevada tuvieron caídas interanuales, lideradas por ‘Electrodomésticos’ e ‘Inmobiliarias’ (cuya actividad prácticamente quedó nula).

La caída en la demanda preocupa a los empresarios del sector minorista, porque a diferencia de lo que sucedió en otros meses, la población ya no se refugia en otros activos (dólar, acciones, bonos), y pareciera que se trata de un recorte en el consumo donde quedan de manifiesto los problemas de ingresos que están enfrentando las familias.

Los rubros que lanzaron promociones y ofrecieron descuentos significativos en determinados productos, tuvieron mejor recepción en el público y mostraron menores tasas de caída. Eso se observó sobre todo en ‘Perfumerías’, ‘Marroquinerías’, ‘Textil Blanco’, y ‘Alimentos y Bebidas’.

Con el comportamiento de marzo, las ventas acumulan una caída promedio interanual de 5,8% en el primer trimestre del año.

Las siguientes fueron las principales variaciones en los volúmenes físicos vendidos en marzo 2014 frente a igual fecha de 2013 relevadas en 837 comercios del país:

-


Consideraciones Generales

• De los 22 rubros relevados, todos registraron bajas anuales. El promedio de caída fue 7,2%, pero con fuertes disparidades: los sectores más afectados fueron los productos de consumo durable como ´Electrodomésticos’ y ‘Muebles’, y los vinculados a belleza y recreación como ‘Bijouterie’, ‘Indumentaria’, ‘Neumáticos’ o Jugueterías. Hay que remontarse a octubre de 2009 para encontrar una tasa de caída anual mayor a la actual.

• Uno de los rubros más afectados del mes fue ‘Electrodomésticos’, con una caída anual de 16,4% frente a marzo del año pasado en las cantidades vendidas. Si bien algunos comercios y tarjetas volvieron a ofrecer cuotas, los plazos no resultaron del todo atractivos para un consumidor que, expectante de la evolución económica y financiera, eligió esperar. Por momentos los comercios quedaron vacíos, con bajos niveles de consultas. Lo que más movimiento tuvo, fueron celulares y algunos productos tecnológicos.

• En ‘Indumentaria’, las ventas (medidas en cantidades) cayeron 7,6% anual, profundizándose la tendencia de meses anteriores. Los cambios de clima, donde por momentos no quedaba claro si seguía el calor o comenzaba el frío, dificultaron la venta. Una semana de buena facturación, fue la previa al Día de la Mujer, donde el mercado abundó en promociones, pero de todos modos no alcanzó los guarismos del año pasado.

• Otro sector que acusó la menor venta, fueron las ‘Mueblerías’, tanto de oficina como del hogar, donde las ventas medidas en cantidades cayeron 8,8% y 7,3% respectivamente. En general el público postergó la compra de estos productos, que consideró prescindible por el momento, y eso desplomó la venta. A esto debe agregarse las menores disponibilidades de financiamiento, y la caída en la actividad de la construcción.

• En ‘Alimentos y Bebidas’ en tanto, la caída interanual en las ventas fue más suave, (–3,1%). Se trata de un rubro menos sensible a los vaivenes de la demanda, atento a lo imprescindible del consumo del rubro. Sin embargo, en marzo se pudo ver cómo la gente realizó compras de menor volumen pero asistiendo con mayor frecuencia al establecimiento, buscando de esa forma controlar mejor su presupuesto. La demanda se concentró en los productos incluidos dentro del plan Precios Cuidados y en marcas alternativas. En ese cambio de comportamiento, los más beneficiados fueron los comercios que ofrecieron segundas o terceras marcas, y los que se sumaron a ofrecer los productos de la canasta oficial.
 

-

Fuente: CAME