Procesan a contador por maniobras de lavado

La Cámara en lo Criminal y Correccional Federal procesó a un contador implicado en una maniobra de lavado a través de sociedades pantalla.

Procesan a contador por maniobras de lavado

La Cámara en lo Criminal y Correccional Federal, confirmó el procesamiento de Mauricio Villavicencio Ahumada, contador implicado en una maniobra de lavado de activos a través de sociedades pantalla.

El 28 de noviembre, la Sala I de la Cámara en lo Criminal y Correccional Federal confirmó el procesamiento de Mauricio Villavicencio Ahumada, contador involucrado en la causa Nº 12.982 “Fontanellas Bobo, Sergio Marcelo y otros s/ encubrimiento art. 278 CP” donde se investiga una maniobra de lavado de activos de origen delictivo. Además fijó un embargo por 60 millones de pesos sobre sus bienes.

La medida, que en julio pasado había determinado la jueza de la causa María Servini de Cubría, –titular del juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 1–, fue confirmada por los Camaristas en tanto se resuelva la situación y eleve a juicio oral.

El tribunal integrado por los jueces Jorge Luis Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah confirmó la decisión adoptada por la jueza María Servini de Cubría –titular del juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 1– sobre el contador de los hermanos Sergio y Cristian Fontanellas Bobo, procesados como autor y partícipe necesarios, respectivamente, del delito de lavado de activos previsto en el artículo 278 del Código Penal, Ley 25.246.

La causa, comenzó a partir de una investigación iniciada por la Unidad de Información Financiera (UIF) en virtud de un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) por un monto de más de 400 mil dólares. El informe presentado por la Unidad, mostraba la conexión de las maniobras económicas a través de empresas pantallas, cuentas bancarias, compra de tierras en la provincia de Santiago del Estero, compra de automóviles de alta gama y operaciones inmobiliarias entre los mismos imputados, con el fin de dar apariencia lícita a las ganancias obtenidas de actividades ilícitas.

En su análisis, la UIF detectó irregularidades tanto en las operaciones realizadas como en la situación patrimonial de los imputados. El caso de la firma Crier SA –dedicada a la comercialización de productos agropecuarios– fue uno de los más notables ya que tuvo un fuerte incremento patrimonial durante el 2008 que no tenía relación con los ingresos declarados. La empresa no registraba retenciones por servicios de terceros ni por insumos agropecuarios, pero había efectuado operaciones de compra de moneda extranjera aun sin acreditaciones en sus cuentas bancarias, y mostraba reiterados cambios de domicilio fiscal sin justificación.

La responsabilidad del contador Mauricio Villavicencio Ahumada fue establecida a partir de su intervención en la confección del Estado de Situación Patrimonial de Sergio Fontanellas Bobo, a quien le atribuyó un capital de casi 11 millones de pesos, sin datos ni documentación respaldatoria sobre el origen de los fondos. También se encontraron irregularidades en los registros de operaciones y balances que el realizara para Crier SA., al incorporar al sistema financiero los fondos de origen ilícito recibidos.

“El hecho de no formar parte de la sociedad no lo exime de responsabilidad dado que su intervención como contador de la misma, también fue activa por cuento llevaba los balances, declaraciones juradas, asesoraba a los socios en todo lo referente al tema impositivo y contable, teniendo de este modo un amplio y claro panorama del movimiento de fondos y la acreditación de su origen y destino”, dice la resolución de la Cámara.

Fuente: UIF