Teletrabajo

  • 281

Tiene media sanción el proyecto que regula el trabajo desde casa.

El régimen de teletrabajo, la modificación del régimen de Economía del Conocimiento y la creación de una campaña de donación de plasma de recuperados del COVID-19, obtuvieron media sanción en la Cámara de Diputados y serán girados al Senado para su aprobación definitiva.
 

Los tres proyectos de ley fueron aprobados durante una nueva sesión remota de la Cámara baja en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia del Coronavirus. La sesión especial se inició pasadas las 16, con quórum de 190 diputados de forma presencial y remota.
 

Al inicio de la sesión, los legisladores aprobaron a mano alzada la designación de Miguel Ángel Pichetto como miembro de la Auditoría General de la Nación (AGN). El bloque del Frente de Todos se abstuvo y los integrantes del Frente de Izquierda votaron en contra.
 

Luego el pleno de la Cámara aprobó por 214 votos afirmativos, uno negativo y 29 abstenciones la regulación del teletrabajo como modalidad laboral. La norma establece el derecho a la desconexión digital, la privacidad de datos, la igualdad entre trabajadores virtuales y presenciales, la reversibilidad, los requisitos de seguridad e higiene, las tareas de cuidado y la compensación de gastos, entre otras cuestiones.
 

Como miembro informante, la diputada Vanesa Siley (Frente de Todos), manifestó que “votamos una iniciativa protectora, del trabajo y las personas que trabajan, regulando un piso de derechos y delegando cuestiones específicas en los convenios colectivos, donde organizaciones sindicales regulan, defienden y amplían derechos”.
 

Por su parte, Albor Cantard (UCR) valoró haber logrado un consenso a partir de las diferentes tensiones entre los sectores involucrados. Acerca del trabajo remoto, el legislador consideró que “vino para quedarse: crecerá mucho en el futuro y será beneficioso para un país tan golpeado”.
 

Desde el bloque Unidad y Equidad Federal, el diputado Pablo Ansaloni marcó sus diferencias sobre el texto de consenso y manifestó que “tenemos la obligación de aprobar la mejor ley en beneficio de los trabajadores, para que los dignifique, ya que son el motor de la economía”.
 

Durante la sesión, además, se aprobó la modificación del régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento por 246 votos afirmativos y 2 votos negativos.

La iniciativa consensuada por todos los bloques modifica la Ley 27.506 mediante la cual se creó el "Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento". Tiene como objetivo fomentar las actividades económicas que apliquen el uso del conocimiento y la digitalización de la información.
 

El diputado Pablo Carro (Frente de Todos) explicó que el sector de la Economía del Conocimiento vincula al “sistema científico, al gobierno y las empresas”.

“Este es un sector muy importante, el 8% de exportaciones argentinas son del sector de la Economía del Conocimiento”, dijo. “Estamos pensando en un proyecto que defina una política de Estado para los próximos 10 años: buscamos duplicar los puestos de trabajo y las exportaciones”, resumió.

Por su parte, la diputada Karina Banfi (UCR) mencionó los aportes de Juntos por el Cambio al proyecto de ley. “Cada vez que nos convoquen a promover la inversión y el desarrollo, nos van a encontrar sentados en la misma mesa”, dijo.

“Necesitamos a los emprendedores jóvenes que quieren vivir e invertir acá, si nosotros buscamos apoyarlos a partir de estas leyes, la Argentina será otra”, expresó Banfi.

Desde la Izquierda de los Trabajadores, el diputado Nicolás Del Caño indicó que “esto no es el desarrollo de la economía del conocimiento, sino que es la apropiación privada de la economía del conocimiento de las grandes empresas”. Y aclaró que su espacio se opone al proyecto de la ley porque “Son empresas que pican en punta en lo que hace a la precarización y flexibilización laboral”.

En tanto, el plenario también aprobó con 229 votos afirmativos y sin votos negativos el proyecto de creación de una Campaña Nacional de Donación de Plasma Sanguíneo proveniente de pacientes recuperados de Covid-19 de todo el país.
La iniciativa, que contó con dictamen favorable de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, promociona la donación voluntaria de plasma sanguíneo proveniente de pacientes recuperados y, entre otras cuestiones, reconoce a los donantes como "ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina".

El diputado Pablo Yedlin (FdT) sostuvo que “este nuevo virus ha puesto en vilo a todo el sistema de salud mundial, con el desconocimiento de un tratamiento”. Además, el presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, consideró que, ante la pandemia, “la posibilidad de transfundir plasma de un paciente recuperado es una alternativa”.

Luego, el jefe del bloque Pro, diputado nacional Cristian Ritondo, se manifestó a favor del proyecto al señalar: “Creo y entiendo que esto es un mensaje de la dirigencia política hacia la sociedad”. Y en referencia al consenso alcanzado, auguró: “Ojalá que éste sea el inicio de un camino para actuar con responsabilidad. Empezar a construir políticas de Estado después de esta pandemia”.

Finalmente, el titular del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, describió que “esto no es una vacuna, es un tratamiento que algunas veces sirve y puede que otras no”, al tiempo que afirmó: “Pero sí muchas veces sirve, vale la pena para que muchos argentinos y argentinas puedan atravesar la enfermedad con éxito”.

Fuente: Honorable Cámara de Diputados de la Nación

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!